“La madera que más sale de El Impenetrable es el algarrobo y se está acabando”

Riccardo Tiddi es un físico italiano que inició una historia de amor muy cerca de las Cataratas del Iguazú. Vino de su Roma natal invitado por su hermana que era investigadora en el Parque Nacional Iguazú. Allí conoció a una veterinaria chaqueña a la que años después volvió a reencontrar cerca de El Impenetrable chaqueño. Aunque volvió a Europa, Dardo, como se lo conoce ahora, no logró despegarse de estas tierras.

 

DSC_0980
Ahora es uno de los enlaces de Conservation Land Trust con los pobladores locales de El Impenetrable y un ferviente entusiasta de la creación del parque nacional. Cuando habla, con un castellano que no puede ocultar su acento europeo, revela un enorme conocimiento sobre la historia y la flora y fauna del lugar.

¿Cuál es la participación de CLT en El Impenetrable?
CLT trabaja con otras 18 organizaciones ambientalistas. Impulsó la creación del parque y el objetivo es ayudar a que la opinión pública sepa de la importancia biológica de este lugar. La idea es que CLT ayude en el manejo de la vida silvestre y recuperación del paisaje como se hizo en los Esteros del Iberá y en el desarrollo turístico posterior.
¿Cómo es el vínculo con las comunidades locales?
Empezamos a trabajar hace un par de años con los vecinos del parque. No fue solo CLT, sino varias organizaciones y el Gobierno provincial. Hicimos un relevamiento para conocer el perfil de los pequeños productores y las comunidades indígenas. Se trata de involucrarlos en el primer turismo comunitario que venga cuando se abra el parque.
¿Con qué se va a encontrar el turista?
Primero, con una aventura. No imaginen un asfalto porque no hay ruta asfaltada. Son 160 kilómetros de tierra. El Impenetrable es una de las últimas fronteras de la Argentina, por eso acá encontramos muchos animales que están extintos en el resto del país, desde el yaguareté hasta al tatú carreta, osos hormigueros, que hay una buena población. Y es uno de los mejores lugares de la Argentina para ver tapires. Hay toda clase de aves. Hay distintos microambientes. No es solo monte cerrado, hay palmares, cardones, esteros que se forman por la crecida del río Bermejo, tiene lagunas, lugares más secos, tiene montes de quebracho, de algarrobo, esto hace que haya biodiversidad muy grande. El Bermejo es como una autopista para los animales silvestres que conectan con los montes de Salta y Formosa.
Es una región. Es un símbolo, la última parte incontaminada de El Impenetrable antiguo, que tenía más de un millón de hectáreas y llegaba hasta Santa Fe o Salta.
¿Cuáles son los riesgos que corre el medioambiente?
El avance de la frontera agropecuaria, la soja en Salta, que perdió medio millón de hectáreas en cuatro años. La sobrepastura de ganadería y el corte de madera. Las empresas de madera son las que más amenazan las especies nativas. Maderas preciosas, como el palo santo, el algarrobo, el itín, el quebracho colorado.
La madera que más sale de El Impenetrable es el algarrobo y se está acabando. Necesita de tiempo para crecer. Pueden vivir desde un siglo a más de mil años. Pero si no se le da tiempo a regenerarse, se irá acabando. Llegaba hasta Santa Fe hace un siglo.
¿Cuáles son sus sensaciones al estar en un momento fundacional del parque?
La verdad estoy feliz de poder participar de esto. Es un desafío constante. Estás expuesto a la autocrítica o al desánimo, pero la pequeña cosa que se ve que se va creando, da muchas ganas de seguir. Empezar a hablar de conservar y producir de manera más sustentable es una esperanza para la Argentina.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE