Oberá: referentes de distintas religiones pidieron que la causa Bárbaro llegue pronto a juicio

Oberá: referentes de distintas religiones pidieron que la causa Bárbaro llegue pronto a juicio

Representantes de distintas religiones firmaron un documento conjunto en Oberá para reclamar justicia por el asesinato de María Elena “Marilyn” Bárbaro, ocurrido el 17 de abril de 2004. El caso aún no llegó a juicio y lleva casi 12 años de trámite.
La preocupación de los distintos religiosos tiene que ver con que la prescripción acecha al expediente. En realidad, la fecha estimada es 2019, pero como aún restan trámites pasibles de ser apelados para que la causa llegue a debate, hay riesgo de que todo quede sin efecto llegado ese plazo.

Este es el contenido textual del documento firmado por Clovis Eloi Kurtz y Mariela Pereyra (pastores de la Iglesia Evangélica Luterana Unida), Damián Bitar (Obispo de la Diócesis de Oberá), María Elena Parras (diácona de la Iglesia Evangélica Luterana Unida), Abel Arévalo (pastor de la Iglesia Buenas Nuevas), Hermanas de Nuestra Señora del Calvario y Eugenio Albrecht (pastor de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata):

“Ante la inminente prescripción de la causa de Marilyn Bárbaro -que después de 12 años aún no tuvo juicio-, los abajo firmantes nos dirigimos al poder Judicial de la Provincia de Misiones y solicitamos encarecidamente que tomen las medidas necesarias para que se desarrolle el debido juicio”, dice el párrafo inicial de la nota que lleva la firma de Clovis Eloi Kurtz y Mariela Pereyra (pastores de la Iglesia Evangélica Luterana Unida), Damián Bitar (Obispo de la Diócesis de Oberá), María Elena Parras (diácona de la Iglesia Evangélica Luterana Unida), Abel Arévalo (pastor de la Iglesia Buenas Nuevas), Hermanas de Nuestra Señora del Calvario y Eugenio Albrecht (pastor de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata)
“Es de público conocimiento el irregular procedimiento con el que se anularon las pruebas más importantes que conducían al esclarecimiento de los hechos, las demoras injustificadas en la resolución de recursos por parte de las instancias superiores y que ahora se agrava por la falta de juez que se avoque a la causa, situación que perdura desde hace casi dos años, lo que conduce a esta situación de inminente prescripción de la acción penal, trayendo como consecuencia la impunidad para los culpables y la imposibilidad de ejercer a los familiares de la víctima los derechos que otorga la figura del querellante”, consideraron.
“Como Iglesias Cristianas nos interpeló el texto del domingo de Pascua de Resurrección, de Hech. de los Ap. 10: 34 y siguientes; con el testimonio de las y los discípulos frente a las distintas naciones y pueblos que iban recorriendo, allí ante la invitación de un soldado centurión de la cohorte itálica, y la experiencia del mismo con Dios, Pedro afirma: ‘Verdaderamente, comprendo que Dios no hace acepción de personas, y que en cualquier nación, todo el que lo teme y práctica la justicia es agradable a él’”, afirmaron.
“Esta es una de las enseñanzas que nos dejaron las primeras comunidades cristianas. “Dios no hace acepción de personas y estas palabras, nos tocan de manera especial, porque estamos ante un caso más de incumplimiento de la Justicia”, remarcaron.
Esta causa es muy conocida en la comunidad y en la provincia, entre otras cosas por la crueldad con la que fue cometida la tortura y el femicidio de una mujer discapacitada, Marilyn Bárbaro. No podemos como sociedad seguir soportando injerencias políticas o de cualquier índole que limite e impida el accionar libre de la Justicia”, sostuvieron los religiosos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE