Koropeski define en los próximos días si Crucero juega este año los torneos de inferiores de AFA

Koropeski define en los próximos días si Crucero juega este año los torneos de inferiores de AFA

La semana próxima el presidente de Crucero del Norte, Julio Koropeski, resolverá si el club participará este año en los torneos de divisiones inferiores organizados por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el semillero donde juegan los futuros profesionales del fútbol.
Será una decisión crucial que marcará un antes y un después en el proyecto futbolístico del club de Santa Inés. Participar en las inferiores de la AFA es una apuesta al futuro y una gran inversión económica, indispensable para un club que tiene aspiraciones de formar parte de la elite del fútbol argentino.
En el mismo sentido, bajarse de los torneos AFA -donde juegan los chicos que en un par de años serán figuras en los mejores equipos del país-, sería para Crucero poner un interrogante sobre su proyecto futbolístico a largo plazo. Justo en el año que el Colectivero encara el primer descenso de la historia, con todo lo que eso significa para un club que en apenas 11 años transformó un equipo de futsal zonal en un equipo que llegó a la Primera División.

La cuestión económica
El dilema pasa por los gastos que tiene que afrontar el club, que este año, al haber descendido a la B Nacional, participa en calidad de invitado de los torneos juveniles de AFA que aglutinarán a los 49 clubes de la elite del fútbol argentino (30 de Primera, 15 de la B Nacional, 3 de la B Metropolitana y 1 del Federal A).
Son en total seis divisiones: La 4ta (lo más grandes, de 18 años), 5ta, 6ta, 7ma, 8va y 9na división. El club al ser invitado ya no recibe un subsidio de la AFA para pagar los gastos y ahora deberá hacerse cargo de la estadía (comidas, alojamientos) de una delegación de 60 chicos cada fin de semana.
El tiempo se acaba. Los torneos arrancarán el sábado 19 de marzo y en una semana se realizará el sorteo de las siete zonas en las que se dividirán los 49 equipos participantes. Crucero tendrá antes de esa fecha una respuesta.
Será decisiva la reunión que tendrá Julio Koropeski el próximo lunes con una Comisión de Padres que se formó para apoyar la permanencia del club en los torneos AFA. Los padres resolvieron apoyar el esfuerzo económico del club pagando una cuota de 300 pesos.

Los chicos vuelven a entrenar
En el día de hoy, el club publicó un comunicado en su página web recordando que los planteles de inferiores están trabajando normalmente. El motivo es que muchos chicos dejaron de ir a entrenar al conocerse la noticia de que este año podrían no participar en las inferiores de AFA.
Hay que tener en cuenta que el sueño de la enorme mayoría de los chicos que participan en las divisiones inferiores de un club como Crucero es convertirse en jugadores profesionales algún día y de bajarse el club, lo más probable es que muchos intenten buscar otros destinos donde puedan probar suerte.
El único inconveniente para un chico misionero es que si Crucero deja de participar en la AFA, la única alternativa posible es emigrar a un club de Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba y eso en caso de que consigan lugar en algún club.
Como inversión, hasta ahora la cantera de Crucero no generó ningún rédito para el club. En los cinco años que lleva participando en la B Nacional y en Primera, las inferiores no promovieron ningún jugador con capacidad para convertirse en titular indiscutible en el equipo.
Solamente Lucas Caballero se ganó la titularidad fugazmente en el Torneo de Transición 2014, promovido por Gabriel Schurrer. Pero con la llegada de Sebastián Rambert, el chico de Candelaria volvió a ser relegado. Ahora alterna partidos en el banco y juegos de titular con Salinas. Pablo Stupinski jugó algunos partidos y hasta convirtió un gol ante Banfield en el torneo pasado. Ahora está recuperándose de una operación de ligamentos.
Para algunos especialistas el problema de la cantera de Crucero del Norte pasa porque los mejores jugadores misioneros están en las pensiones de Buenos Aires esperando convertirse en el próximo Andrés Cubas, el pibe de Aristóbulo del Valle que sorprende por sus condiciones en un Boca plagado de super estrellas. Otros dicen que se necesitan años para consolidar unas inferiores que sean un veradero embudo que capte la crema y nata de los talentos de la tierra colorada.
Pero los tiempos se acaban y Crucero no parece dispuesto a realizar una inversión de retorno incierto por mucho más tiempo. Será decisivo también el apoyo que pueda tener el club del gobierno provincial. En ese sentido, hasta ahora ni Crucero del Norte ni Guaraní A. Franco pudieron precisar cual será el monto que recibirán del Gobierno, principal sponsor de los dos grandes del fútbol profesional.
En rigor, la ayuda oficial hoy por hoy es la principal fuente de ingresos de todos los clubes del interior que compiten en Primera, B Nacional o Federal A. Existe un compromiso de palabra con el gobierno encabezado por Hugo Passalacqua, pero hasta ahora no hay cifras concretas del monto de ese apoyo. Crucero, además, recibirá menos dinero este año en concepto de derechos de televisación ya que ahora juega en la B Nacional. El año pasado ingresaba casi un millón de pesos al mes por este concepto.
Otro punto a tener en cuenta es que Crucero no vende jugadores, como hacen River, Boca o los clubes más chicos. El motivo es que el equipo misionero no es dueño del pase de ningún jugador, son todos jugadores “aquilados” (a préstamo), con lo cual, se queda sin una fuente de ingresos vital para cualquier club profesional. Pasa algo parecido en casi todos los clubes de la B Nacional, que en general solo pueden ingresar un dinero importante si sacan algún jugador de inferiores con capacidad de ser titular indiscutido y figura en el equipo.

Crucero no es el único con problemas
Pero los problemas de Crucero no son ajenos a otros clubes. El dilema del club misionero es compartido por otras instituciones de la divisional. Por caso, Estudiantes de San Luis, el club que visitará Santa Inés el sábado para disputar la 6ta fecha de la B Nacional.
El equipo puntano también atraviesa un momento de incertidumbre con sus divisiones inferiores, debido al esfuerzo económico que debe afrontar para sostener la participación en los torneos AFA.
Por ese motivo, dirigente y padres de jugadores juveniles se Estudiantes se reunieron el lunes por la tarde con el gobernador puntano, Alberto Rodríguez Saá, para llevarle su preocupación por la falta de recursos para encarar los torneos AFA.

En el encuentro, Rodríguez Saá se comprometió a colaborar con el alojamiento de los equipos que lleguen a San Luis para enfrentar a las seis categorías de infantiles y juveniles.  El Ejecutivo puntano girará los fondos necesarios para afrontar los gastos de hospedaje y comida de cerca de 60 personas que componen los diferentes contingentes que arribarán todas las semanas a la capital sanluiseña, informó el portal “San Luis 24”. Aún quedó pendiente la financiación de los viajes que realizarán los chicos del “Verde” en el marco de los campeonatos nacionales.
MB
EP


Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE