Productores de yerba anticipan una zafriña récord y esperan poder aumentar precios

Productores de yerba anticipan una zafriña récord y esperan poder aumentar precios

El sector de la producción eligió a sus representantes en el directorio del Inym: Jorge Hadad, del Centro Agrario Yerbatero Argentino (CAYA); Walter Hochmuth de la Asociación de Plantadores del Noreste y Jerónimo Lagier, de la Asociación Rural Yerbatera Argentina (Arya), quien repite mandato. Todos ellos asumirán el 17 de diciembre con la premisa de lograr una mejora en relación a los precios de la materia prima. Anticiparon que por el movimiento que se ve en las chacras y los secaderos, la presente zafra de verano superaría holgadamente a las anteriores en cantidad de kilos entregados a los secaderos.

Mientras se mantiene la incertidumbre por conocer quién será el nuevo presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), cargo que corresponde elegir al Gobierno nacional, lo demás sectores ya van eligieron a quienes los representarán por los próximos dos años.

El sector de la producción ya estableció que sus representantes serán Jorge Hadad, del CAYA; Walter Hochmuth, de la Asociación de Plantadores del Noreste y Jerónimo Lagier, de la Asociación Rural Yerbatera Argentina (Arya).

Para Lagier no será novedad representar a los productores en el INYM, ya que viene de ser director titular en los últimos dos años. Conocedor de los reclamos del sector, el dirigente aclaró que la prioridad será pelear por una recomposición del precio y advirtió que el sector continuará en estado de alerta y movilización. “Le estamos dando tiempo a las nuevas autoridades hasta que asuman y se acomoden, pero no cambiaremos nuestros planteos ni la firmeza de nuestro reclamo”, indicó.

A la hora de evaluar la actividad del sector productivo, Lagier anticipó que cuando se conozcan los números de la cosecha de verano, que comenzó en diciembre, va a haber “una sorpresa” por los volúmenes de hoja verde que se están manejando.

Dijo que aunque los precios son considerados insuficientes, los productores fueron muy responsables a la hora de cuidar su yerbal, lo que derivó en buenos rindes.

De cumplirse con el vaticinio de Lagier, la cosecha de yerba de este año superaría la barrera de los 800 millones de kilos, en lo que representaría un hecho inédito, ya que hasta octubre ingresaron a secaderos más de 778 millones de kilos de esta materia prima, según datos oficiales difundidos ayer por el Instituto Nacional de la Yerba Mate.

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE