Confirman que Zorrilla nunca frenó antes de arrollar al gendarme José De la Cruz

Ayer se realizó la inspección ocular en el lugar del accidente que en 2013 terminó con la vida del uniformado de la fuerza nacional. El ex policía provincial Daniel Zorrilla embistió a uno de los gendarmes que intentaban detenerlo en un control. La perito que había declarado la semana pasada ratificó que no hubo frenadas, otros vehículos, uso de armas y que el acusado solo aceleró.

Lo que faltaba en el debate contra Carlos Daniel Zorrilla, llevado adelante en el tribunal Federal de Posadas, era precisamente hacer una inspección ocular del lugar del accidente en la ruta provincial 4 a la altura del kilómetro 14 entre San Javier y Alem.

Finalmente se realizó ayer y la perito policial que había declarado el lunes pasado ratificó sus dichos en el informe de Criminalistica. Algunos de los datos dados en la testimonial habían dejado en claro que el ex uniformado en ningún momento intentó frenar para evitar la colisión al gendarme.

Se habló de una velocidad aproximada a los 91 kilómetros en aquella declaración y que incluso en la velocidad final antes del impacto pudo ser mayor. En este sentido Machado remarcó ayer que el Renault Mégane alcanzó los 95 kilómetros por hora como velocidad final, y hasta los habría superado siguiendo la magnitud del impacto y las distancias, ya que en el lugar también quedaron registradas marcas de aceleración que dejaron los neumáticos: “Aceleró 16,20 metros antes que se produzca la colisión”, aseguró la oficial de la Policía de Misiones.

Tras el impacto contra De la Cruz, el Mégane derrapó quince metros sobre la banquina terrada y asfaltada de la mano contraria, retomó la cinta asfáltica y a los 195 metros frenó sobre el pasto del lado contrario.
Otro dato relevante brindado por Machado fue la inexistencia de huellas o rastros de frenado: “En todo el trayecto no se observaron maniobras evasivas como de freno”. Afirmó que cuando llegó al lugar, a las 17, una hora después de ocurrido el choque, sólo estaba el vehículo de Zorrilla y “tampoco había huellas de otro impacto, con otro vehículo”.
Negó también rastros de balas, “sólo una pistola y la pistolera fueron encontradas entre pastizales”, y pertenecían a De la Cruz, a quien se las desprendieron por la violencia del impacto. Esto a raíz que uno de los testigos y que iba con Zorrilla en el vehículo, aseguró que los gendarmes abrieron fuego en contra de ellos una vez que el accidente se había consumado.

Daniel Zorrilla prestaba servicio en Itacaruaré, antes de ser detenido y acusado de “homicidio simple”. Participaron de la diligencia procesal los jueces Norma Lampugnani, Manuel Alberto Jesús Moreira y Mario Hachiro Doi, además de la fiscal Vivian Barbosa y el letrado querellante, Carlos Genovese.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE