Trabajadores de Arauco vuelven a la huelga por despidos y salarios

Operarios de la empresa Arauco, ex Alto Paraná, bloquean desde ayer los accesos a las plantas de Puerto Esperanza y Puerto Bosetti. Exigen la reincorporación de 17 compañeros que habían sido despedidos en vigencia de una conciliación obligatoria. Además reclaman la un incremento salarial de 33 por ciento, que se aplique el convenio a los trabajadores tercerizados y que se respete la ley de insalubridad laboral para el sector.

Lorenzo Barrientos – Secretario general del sindicato de papeleros de Arauco

El secretario general del sindicato de papeleros de la empresa Arauco, ex Alto Paraná, Lorenzo Barrientos, confirmó que desde ayer volvieron a protestar frente a la planta de Puerto Esperanza y las instalaciones de Puerto Bosetti. Exigen la reincorporación inmediata de 17 trabajadores que habían sido despedidos en plena vigencia de una conciliación obligatoria dispuesta por el ministerio de Trabajo de la Provincia, entre otros puntos. Remarcó además que la empresa se niega sistemáticamente a aplicar la ley de insalubridad laboral, sancionada en 2008 por la Provincia y cuya constitucionalidad fue ratificada hace pocos días por el Superior Tribunal de Justicia.

Destacó que esa ley permite a los trabajadores de las plantas celulósicas jubilarse con 55 años, lo que resultaría una reivindicación necesaria, ya que, según Barrientos, por las condiciones laborales de la planta de Puerto Esperanza, la mayoría de los trabajadores no llega en buenas condiciones a los 65 años o directamente no llegan a esa edad.

“Yo hace 26 años que estoy en la empresa, muchos compañeros no han llegado a los 65 años y la mayoría de ellos, cuando pasa los 55 años realmente no está en condiciones de trabajar. Las sustancias que se usan para el blanqueo de la pasta son muy tóxicas y afectan la salud de las personas”, indicó el gremialista.

Señaló que para ajustarse a la ley, la empresa deberá tomar al menos unos 50 trabajadores más, ya que la norma determina que la jornada diaria deberá reducirse de 8 a 6 horas, lo que generará la necesidad de agregar un turno más.

Sin aumentos

Otro de los motivos de la huelga fue el fracaso de la paritaria que llevan adelante con la empresa. Barrientos explicó que solicitan un incremento salarial de 33 por ciento, mientras que la patronal ofrece 29,5 por ciento.

El gremialista volvió a denunciar precarización laboral y explicó que la empresa recurre a trabajadores temporales o de empresas tercerizadas para cumplir tareas habituales dentro de la planta y que dichos operarios cobran sueldos más bajos y no tienen ni la establidad, ni los beneficios de un trabajador formal de planta permanente. “Exigimos que se aplique el convenio colectivo de trabajo a todos los que se desempeñan dentro de la fábrica. Entendemos que a igual tarea corresponde igual remuneración e iguales beneficios”, resaltó.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE