Tabaco: el acopio terminará en pocos días con una merma de 30% en relación a 2014

Estiman que a mediados de la semana próxima se finalizará con la recepción del tabaco proveniente de las chacras misioneras. Estiman que se llegará a los 26 millones de kilos, 7 millones menos que la cantidad prevista a inicios de la campaña y 11 millones menos que el año pasado. La calidad también fue inferior a causa del clima. Aseguran que los precios pactados se cumplieron en boca de acopio y que se buscó rechazar solamente el tabaco que estaba en muy malas condiciones.

En el transcurso de la semana próxima, los tabacaleros de Misiones entregarán las últimas cargas de burley correspondientes a la campaña 2014/2015, según explicó el director de Tabaco de la Provincia, Carlos Pereyra, las únicas bocas que siguen abiertas son las de Massalin Particulares y la Cooperativa Tabacalera de Misiones (CTM), y estimó que en ambos casos terminarían el proceso de recepción de materia prima entre miércoles y jueves próximos.

Tal como anticiparan desde distintas asociaciones de productores, el volumen entregado este año está bastante por debajo del alcanzado el año pasado e incluso por debajo de las estimaciones hechas a inicios de la campaña. Según Pereyra, no se superarán los 26 millones de kilos, sumando burley y criollo misionero, lo que representa una reducción de 30 por ciento respecto a los 37 millones entregados el año pasado y una baja de 20 por ciento en relación a los 33 millones que las empresas calcularon a inicios de campaña en su proyección de compra.

El clima aparece como el principal responsable de la caída en la producción, el exceso de lluvias y de humedad en el suelo mientras el tabaco estuvo en campo provocaron la pérdida de muchas plantas, mientras que los intensos calores y días con radiaciones solares muy altas, también afectaron al desempeño del cultivo.

Las lluvias y el sol intenso también ocasionaron que la calidad fuera más baja que la habitual,  hubo muchas plantas que no alcanzaron un buen tamaño de hoja, tampoco el peso ni el color que se buscan. El exceso de humedad también provocó que se pudriera tabaco dentro de los fardos, lo que imposibilita la comercialización del material.

Pereyra indicó que para morigerar los efectos que pudiera tener esa pérdida de calidad, en los bolsillos de los productores, se optó por el criterio de comprar lo máximo posible. “Solo se rechazó la materia prima que después iba a ser imposible de colocar. El que entregó un producto de calidad inferior, se le pagó menos, pero se buscó evitar en lo posible que el colono volviera con tabaco a su chacra”, dijo.

El funcionario aseguró que se cumplieron los precios pactados y que los retornos del Fondo Especial del Tabaco (FET) se están distribuyendo en tiempo y forma.

Según lo pactado, los productores cobraron, en promedio, alrededor de 20 pesos por kilo y gracias a sucesivos pagos del Fondo Especial del Tabaco (FET), terminarían recibiendo a lo largo del año, entre 35 y 37 pesos por kilo entregado en boca de acopio, lo que indica que desde el inicio del proceso de entrega de materia prima, hasta el pago del último retorno, que habitualmente se hace en días previos a Navidad, la actividad tabacalera habrá repartido alrededor de mil millones de pesos entre 16 mil productores misioneros.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE