Martina, la primera chica trans que llega a cantar la Tómbola Misionera

Se llama Martina Moreno y tiene 26 años. Hace poco más de un año y medio cuenta con documentación de mujer y prefiere ocultar cual fue su nombre de nacimiento. Vive con su madre y una hermana, no del mismo padre, que hace 23 años formó otra familia y hoy en día vive en La Rioja. Hoy la ven como una chica y la tratan como tal pero no siempre le fue fácil, sobre todo en la escuela, a la que asistió como varón.

Martina tiene un rostro muy femenino y difícilmente se descubra su verdadera sexualidad. Es la primera chica travesti que aparecerá en las pantallas de Canal 12 en los sorteos de la Tómbola Misionera, a los que accedió después de superar varios casting.  Ya tiene un contrato de cuatro meses. “Al principio no dije nada, pero después de la segunda prueba ya lo comenté y quedaron muy contentos conmigo y me eligieron”, contó.

martina

Su vida comenzó a transformarse a los 15 años, aunque recuerda que desde los primeros años siempre le gustaron más las cosas de mujer. “Hace tres años que tomo hormonas femeninas y todavía no pude operarme, me falta el dinero”, explicó. A su vez confió que toda la primaria fue vestida como “nene” pero desde los 15 años, es decir en la secundaria, comenzó a vestirse y comportarse totalmente como mujer.

Respecto a la televisión, ya tiene experiencia y de las grandes. Participó en un concurso de Show Match hace ocho años en una competencia de baile entre varios participantes. No pudo ganar recuerda con emoción al recordar esa oportunidad. Se especializa en danzas brasileñas, clásicas y Hip-Hop y además es peluquera. Estudió distintos tipos de baile y se considera una chica con condiciones para el gran salto. “Ojalá algún día pueda ir al Bailando, sería un verdadero sueño”, acotó.

Martina contó que tuvo que atravesar momentos duros en la familia cuando tomó la decisión de cambiarse de sexo pero nunca padeció malos tratos. Con el tiempo fueron aceptando su decisión y hoy “es una nena más” de la familia. Su documento lo tramitó hace un año y medio e incluso llegó a estar en pareja mucho tiempo con un chico, en el barrio Yacyretá donde actualmente reside.

“Todo siempre fue difícil, aguantar los insultos en la escuela, las cargadas pero lo fui superando. Hoy me veo muy femenina a tal punto que si no lo cuento hay muchos que no se dan cuenta. Pasó con la gente del Iplyc que a la tercera parte del casting hace dos semanas se enteraron y se sorprendieron mucho. Igual les gusté y por eso estoy muy agradecida por la oportunidad. Una amiga me avisó de que estaban buscando chicas y me mandé”, contó entre risas.

martinas

Martina vive con Blanca Acosta, su mamá y con su hermana Cintia González, hija de otro matrimonio de su padre, quien hace 23 años decidió formar otra familia pero que también la aceptó tal cual se ve ahora. Hoy en día vive en La Rioja.

Una de las cosas que quiere dejar en claro Martina es que “lo más difícil de cambiar el sexo es obtener la aceptación de la sociedad”.

“Es muy complicado conseguir trabajo, te miran raro, pero creo que es una cuestión de desinformación. Veo que esa discriminación se lleva al entorno laboral y nunca vas a encontrar en un comercio grande atendiendo a una chica trans. Ojalá cambie algún día esto”, señaló.

Su idea es operarse, pero aún no reúne la cantidad de dinero necesario. Al mismo tiempo, agregó que “es tan difícil esto que todas o la mayoría de las chicas trans tienen que prostituirse y yo lo consideraría si no tuviera el apoyo de mi familia. Por eso es importante que la sociedad en general otorgue más oportunidades a los que son como yo”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE