Encontrar sentido detrás del aparente sin sentido

Escribe: Lic. Soledad Jouliá (*)

Hay días en que todo alrededor parece brillar, y sentimos que lo que hacemos tiene sentido. Sorteamos dificultades, y seguimos adelante dando pequeños pasos que nos llevan a cumplir nuestro objetivo. Pero hay momentos en que, si bien nosotros nos hemos planteado determinados objetivos, no podemos avanzar, estamos estancados y sin ganas de continuar.
¿Qué hacer cuando no encontramos sentido directo en concretar nuestros objetivos, pero por otra parte sostenemos que queremos cumplirlos?
En algunas ocasiones sucede que se trata de metas que en sí mismas ya no nos interesan más pero entendemos que “tenemos que cumplirlas”. Por ejemplo: trabajar, recibir un título universitario; bajar de peso; ganar una competencia; terminar una tesis, entre otros.
La pregunta que podríamos hacernos es ¿Para qué? ¿Para qué queremos alcanzar ese objetivo? ¿Qué es lo valioso de lograr ese objetivo, a qué nos habilita?.
No el por qué, ya que el por qué muchas veces se responde afirmativa o negativamente – por qué sí, o por qué no –. Para los “porqués” solemos encontrar justificaciones, y cuando estamos paralizados lo que necesitamos es encontrar sentido.
Muchas veces detrás del “aparente sin sentido” se esconde un motivo valioso. Y una manera de poder encontrar ese valor es: imaginar que ya hemos logrado ese objetivo, y volver a preguntarnos “ahora que ya lo hemos logrado, ¿qué es aún más valioso?”. Podemos de esta manera ir avanzando progresivamente con la misma pregunta hasta llegar a nuestro sentido esencial. Un sentido que nos conecte verdaderamente con lo que anhelamos alcanzar.
Otras veces el sentido de para qué hacemos lo que hacemos es claro, pero para lograr lo que deseamos debemos hacer cambios, y sentimos que no tenemos ganas de activarnos. El problema está en que las personas solemos buscar el camino de menos resistencia. Tendemos a buscar soluciones rápidas y fáciles aunque generalmente no sean las mejores opciones a tomar. Nos movemos dentro de lo que se llama nuestra “zona de comodidad”. Es esa zona compuesta por nuestra rutina diaria, aquello que ya conocemos y dominamos.
Pero si queremos alcanzar metas y objetivos extraordinarios en muchas ocasiones tendremos que expandir nuestra zona de confort. Los verdaderos triunfadores son personas que en un momento determinado han estado dispuestas a hacer cosas que la mayoría no estaban dispuestas a hacer. Son personas con ánimo para recorrer “ese kilómetro extra” que casi siempre es necesario para triunfar.
Hoy podríamos preguntarnos, ¿cuál es “ese kilómetro extra” que necesitamos recorrer para avanzar de forma significativa hacia nuestros sueños? ¿Qué más podríamos hacer que supondría un importante avance nuestra vida?. O ¿qué podríamos hacer diferente?

Capacitación intensiva
La Programación Neurolingüística (PNL) ofrece algunas de las sugerencias antes mencionadas como herramientas que nos permiten activar recursos internos. Nos ayuda a conocer cómo pensamos, cómo nos relacionamos, y a comprender las diferentes formas de captar la realidad.
Este año se llevará a cabo en Posadas, la segunda formación en PNL dictada por una entrenadora de Misiones. El programa tendrá una duración total de 7 meses y se abordarán temáticas relacionadas con la comunicación, la motivación, la negociación, y el liderazgo personal y profesional. El Practitioner en PNL es el primer nivel en la formación, y tendrá un total de 98 horas distribuidas siete módulos. Las inscripciones estarán abiertas hasta el fines de febrero y las clases se iniciarán el 10 de marzo.

(*) Licenciada en Comunicación, con más de una década de experiencia como asesora y capacitadora. Trainer en PNL, Coach, Didacta Juegos Taquion y Artista plástica.

Para más información: www.soljoulia.com.ar /
Facebook.com/soljoulia
Correo: soljoulia@gmail.com /Cel: +54 376 4710082



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE