Nuevo desafío: elevar el porcentaje de terminalidad en la secundaria

El gobernador Maurice Closs presentó públicamente el desafío de revertir preocupantes indicadores educativos. Según un estudio realizado por el Consejo de Educación, los índices de terminalidad de la escuela secundaria son alarmantemente bajos: de cada cien que ingresan, solo 40 terminan en tiempo y forma.
“Mejoramos y mucho, pero estamos muy lejos. Tenemos una terminalidad en la escuela primaria ejemplar y hemos creado 210 escuelas secundarias. Tenemos un número de salida de escuela primaria y de ingreso a la escuela secundaria casi perfecto. Es decir, el Estado ofrece el servicio de educación en cada rincón de la provincia. Hoy ya nadie tiene una escuela lejos o son los menos. Entonces si terminan la primaria 26 mil, entran a la secundaria 25.800, es un número ideal. El problema es que salen 10 mil, 15 mil quedaron por el camino. Algunos terminarán después en las escuelas para adultos, en el Plan Fines pero ya son las excepciones, y este es un dato preocupante”, indicó el mandatario.
Los datos surgieron de un estudio realizado por la subsecretaría de Educación en un corte de cinco años. En 2009 ingresaron al sistema medio 25181 estudiantes, pero el año pasado había en quinto año solo 10.331, lo que representa un desgranamiento de 58.9 por ciento y un grado de retención de 41.1 en el tiempo ideal.
En números redondos, de cada cien que ingresaron, abandonaron o repitieron, 59.
El dato es levemente menor al período de estudio anterior, entre 2006 y 2010. En 2006 ingresaron 21.320, mientras que se recibieron 8.674, con un desgranamiento del 59,32 por ciento, por lo que de cada cien, 60 jóvenes no terminaron en tiempo y forma la secundaria.
Sin embargo, en el mismo tiempo, hay otro dato alentador, producto de la universalización de los colegios secundarios en todos los municipios. De una matricula de 75.264 alumnos en 2009, se llegó a una de 90.789 el año pasado. Esto indica que entre 2008 y 2013, la matrícula se incrementó 26.70 por ciento.
El departamento con peor porcentaje de retención es Montecarlo, con apenas 89.50 por ciento y un abandono del 10.50 por ciento.
En el quinto año, de acuerdo al Operativo Nacional de Evaluación, los problemas se concentran en Lengua, Matemática, Ciencias Naturales y Sociales, con el peor desempeño en la materia dedicada a los números, en la que el 42.30 por ciento tuvo un bajo desempeño.

Respuestas múltiples

El jefe del gabinete educativo del Consejo de Educación, Alberto Galarza, señaló que también los datos obedecen a múltiples factores, lo que obliga a establecer metas para recuperar estos indicadores.
También se registra una alta repitencia en primero y quinto grado. En el primer caso, el abandono o la sobreedad se resolvieron con la continuidad del proceso pedagógico que unió primero y segundo grado. Pero en quinto, hay que revisar metodologías de enseñanza.
Galarza sostuvo que, de todos modos, los datos de la secundaria son mejores a los registrados en años anteriores y destacó el crecimiento de la matrícula, cuyos resultados se verán en el mediano plazo. “Con el crecimiento de la oferta educativa llegamos a todos los lugares, incluso en municipios que no contaban con una escuela secundaria. En Misiones hay ahora 561 escuelas secundarias y asumimos el desafío de que en cada pueblo haya al menos una con orientación técnica”, indicó. En la Provincia ya hay un 55 por ciento de cobertura de escuelas técnicas y para el año que viene se abrirán catorce con esa modalidad.
Para Galarza, los datos negativos deben revertirse con un enfoque de varias dimensiones.
Uno de ellos es el sistema de evaluación. El funcionario señaló que medidas que ya fueron tomadas, como la ampliación a tres del número de previas, tuvieron un efecto positivo, ya que el 64 por ciento de los chicos que cursaron las tutorías obligatorias, aprobó las materias pendientes.
“Hay que mirar áreas complejas como Matemáticas, Lengua, Lengua Extranjera, Ciencias Naturales y Sociales, donde se concentran los mayores problemas. Lengua y Matemática son áreas a fortalecer desde la primaria, porque el chico en la secundaria tiene dificultades de lectocomprensión”, aseguró.
El estudio obligó a replantear metas para el año que viene y 2016. “El compromiso docente juega mucho, la verdad es que hay sectores de la docencia que motorizan paros y favorecen el ausentismo. La familia también es fundamental”, analizó Galarza.
El otro campo a revisar es la formación docente. Actualmente hay un plan de formación de tres años que alcanza a un tercio de los docentes en actividad. El objetivo, para el que ya se consiguieron los recursos, es universalizar el plan con tres años obligatorios para quienes estén frente al aula.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE