El 72% de los argentinos está convencido que el comercio ilegal incrementará el crimen

En el marco de la campaña para disminuir el nivel de comercio ilícito de cigarrillos que se viene llevando a cabo en las provincias de Misiones y Formosa, la Comisión Contra Productos Ilegales de la Cámara de la Industria de Tabaco presentó los resultados del “Barómetro 2013”. Según ese estudio, las principales causas que propician el comercio ilegal de cigarrillos serían la alta tolerancia de la población en general a los productos falsificados y el fácil acceso que tienen los consumidores a los cigarrillos ilegales en esas provincias.

*La investigación denominada “Barómetro” es el resultado de un estudio realizado por IFOP con colaboración de Philip Morris International, que consistió en una encuesta online realizada a más de 1000 adultos de distintas ciudades del país entre el 30 de octubre y el 24 de noviembre de 2013. La muestra contempla a fumadores, no fumadores, fumadores ocasionales y exfumadores.

 

 

Consultados acerca de las consecuencias de la comercialización ilícita, un 85% de los encuestados consideró que propicia el consumo de cigarrillos entre los menores dado que les facilita su acceso, mientras que un 72% estimó que favorece el crecimiento de organizaciones criminales que se fondean a través del dinero proveniente del comercio ilegal para cometer otros delitos. Otros efectos negativos que se mencionaron con recurrencia fueron la merma en la recaudación de impuestos por parte del Estado, perjudicando la concreción de obras en los servicios públicos esenciales (63%), y la pérdida de ventas para los comercios (60%).
“Desde la Comisión estamos trabajando arduamente para disminuir el comercio ilícito y los peligros que esta práctica conlleva para la sociedad”, señaló el presidente de la Comisión Contra Productos Ilegales, Enrique Caride. “El comercio ilícito representa una competencia desleal para todas las empresas que comercializan sus productos cumpliendo con las normas legales y al mismo tiempo afecta los ingresos del Estado, que deja de percibir los impuestos correspondientes”. Y concluyó: “El contrabando y la venta de productos ilegales fomenta una economía oculta e informal que no sólo evade impuestos, sino que no cumple con las advertencias de salud ni con los controles sobre los procesos de elaboración y composición”.
La investigación indagó también sobre las posibles soluciones para combatir el comercio de tabaco ilegal. Las más mencionadas fueron: establecer penas más severas para aquellas personas que son detenidas por comercializar cigarrillos ilegales (78%), que el gobierno destine mayores recursos económicos y cantidad de efectivos de seguridad para combatir este delito (75%); y el desarrollo de campañas de educación destinadas a informar y concientizar a la opinión pública acerca de los peligros y las consecuencias de los cigarrillos provenientes del contrabando (74%).
Adrián Palacios, presidente de la Unión Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) opinó sobre esta nueva campaña: “Estamos realmente preocupados porque el comercio ilegal nos afecta a todos, especialmente a nuestros afiliados que están sufriendo una pérdida en la rentabilidad de sus comercios”. “Tenemos que seguir generando conciencia en la población de la gravedad que representan los productos provenientes del mercado ilícito, porque cada paquete de cigarrillos ilegales que se compra representa menos trabajo para los argentinos”, agregó.
Con respecto a la tendencia del comercio ilícito de cigarrillos, de entre quienes reconocen el problema hay un 58% que cree, además, que se encuentra en ascenso; mientras que un 37% opina que se mantiene igual desde hace tiempo. Sólo un 5% de los encuestados consideró que estuviera disminuyendo. Más aún, la gran mayoría -el 79%- consideró que la población en general es tolerante frente a los productos ilegales, y el 72% dijo que desconocía la existencia de las leyes que castigan la compra, el contrabando y la venta de cigarrillos ilegales, todo lo cual brindaría un ambiente propicio para que el flagelo se propague.
Fabián Castillo, secretario de relaciones públicas y asuntos institucionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), comentó: “Estos datos son contundentes y muestran a las claras por dónde circula el problema del contrabando. Debemos seguir trabajando junto a los líderes de opinión, las autoridades y quienes toman las decisiones más importantes para combatir la ilegalidad en el país. Creemos que lo podemos lograr trabajando juntos y con esfuerzo de las organizaciones, la sociedad, el Estado y las empresas, en conjunto”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE