Nación trajo ayuda para los evacuados por las inundaciones

El gobernador Maurice Closs firmó con el jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, una serie de convenios para asistir de manera inmediata a los damnificados por las inundaciones en Misiones. Capitanich vino junto al director de la Anses, Diego Bossio y el secretario de Seguridad, Sergio Berni, además de funcionarios de Desarrollo Social, Viviendas e Infraestructura, para realizar un relevamiento de las zonas más afectadas por la creciente del río Uruguay desde El Soberbio hasta el sur, en San Javier.

El gobierno nacional asignó 46 millones de pesos para asistir a la población afectada de Misiones por la crecida de los ríos Uruguay, Iguazú y Paraná, que generaba hoy unos 7.884 personas evacuadas y 1.570 viviendas dañadas, de las cuales 690 están totalmente destruidas.
Además, ya llegó un envío de chapas y elementos de abrigo para los evacuados. En paralelo, comenzaron a llegar a los municipios elementos donados por los misioneros.
Durante la mañana, Closs y Capitanich sobrevolaron los municipios inundados y también recorrieron los barrios más dañados para hablar directamente con los pobladores que lentamente intentan regresar a sus hogares.
Capitanich, Bossio y Closs, firmaron por la tarde el Convenio de Asistencia con fondos no reintegrables y subsidios para las poblaciones afectadas por la crecida, que en una primera etapa, inmediata, implicará la duplicación de las Asignaciones Universal por Hijo y por Embarazo; de las Asignaciones familiares, y Progresar, además un bono suplementario que recibirán los jubilados y pensionados de 5514,26 pesos en dos cuotas.
“Paralelamente tomaremos todas las medidas para la reconstrucción de viviendas y la construcción de las mismas en los casos que sean necesario”, indicó Capitanich. Explicó que en tercer lugar se brindará un esquema de asistencia para quienes vieron afectadas sus actividades comerciales, industriales, turísticas y productivas.
La histórica crecida del río Uruguay dejó un dramático saldo de 7884 personas evacuadas que implican 1571 familias y se registraron 884 casas inundadas y 690 destruidas.
Con la secretaría de Obras Públicas de la Nación se articulará un sistema de emergencia para la reconstrucción de las viviendas afectadas y de los caminos perjudicados por las inundaciones.
El convenio suscripto entre Capitanich y Closs contempla la asistencia, a través de un aporte no reintegrable, a pobladores y comunidades, como a la reparación de viviendas e infraestructura afectada por el temporal.
Además, se asistirá técnica y financieramente para la reconstrucción de infraestructura vial de zonas urbanas y rurales. Dichas acciones se ejecutarán en colaboración de Vialidad Nacional con la Dirección Provincial de Vialidad.
También se subsidiará a Comercios, Industrias y Empresas de Servicios que han sufrido pérdidas económicas.
Por otra parte, se asistirá a los productores agropecuarios a través de transferencias de recursos del Fondo Especial del Tabaco.
Tras la firma de los convenios, Closs expresó el “enorme agradecimiento al gobierno nacional” porque “para una provincia, para nuestra gente que ha sufrido y está sufriendo, es de extrema importancia sentirse acompañado”.
“Nosotros hicimos lo que pudimos y lo que estuvo a nuestro alcance con el esfuerzo y la presencia desde el primer momento. Cuando vimos que el impacto era enorme, que se trataba de la afectación más grande en términos ambientales, de infraestructura y sociales que haya sufrido Misiones, hablamos con la presidenta Cristina Fernández, con Capitanich, y siempre estuvieron cerca nuestro. Primero con una avanzada de equipos encabezada por Sergio (Berni). Y ahora esta presencia. Es un enorme gesto que hay que valorar”, indicó el mandatario.
Closs explicó que la recorrida por las zonas más anegadas sirvió para que los funcionarios nacionales tengan una real dimensión del desastre. “Es muy distinto que te cuenten que ver”, indicó.
“Es traumático y dramático de ver a cientos de familias volver a su casa y no encontrar nada. Encontrarse con destrucción, barro, su casa que se fue o que no sirve más”, expresó.
“Sabemos que otros vuelven y pueden entrar y otros deberán hacer una reparación. Pero lo que vimos es una provincia que está entera desde lo anímico. Los misioneros en estos días, más allá de la presencia del Gobierno, demostramos que tenemos una enorme entereza”, aseguró.
Closs destacó que la presencia del Estado es una respuesta a la sociedad. “Es lo que tenemos que hacer, estamos cumpliendo con nuestro deber, nada más y nada menos, que es estar cerca de la gente, como lo hicimos desde el primer momento, cuando la gente estaba con el agua tapada”.
“Nos necesitan y es una cuestión de buena gente comportarse así. Todo esto será mucho más fácil si uno tiene la ayuda del Gobierno nacional, con recursos y una enorme experiencia. Porque en otros lugares ya pasó, como en La Plata. Y el Gobierno nacional también está cerca de la gente”, sostuvo Closs.
“Es una esperanza. Y a los misioneros debemos llenarles de esperanzas para que no cambie el ánimo ejemplar que tuvo estos días. Esperamos pronto resolver las cosas pendientes. Se lleva el Jefe de Gabinete todos los pedidos”, contó el mandatario.
Por otra parte, Closs explicó que la magnitud del desastre por la creciente es incomparable con otra tragedia ocurrida en Misiones, como el tornado de San Pedro.
“Y gracias a Dios, porque aquello estuvo teñido de muerte. Pero a su vez, esto tiene en términos de magnitud material, una diferencia de 20 a 1. Por eso necesitamos soluciones urgentes, rápidas”, sentenció.
“Con la ayuda del Gobierno nacional, la tarea de reconstrucción va a ser más fácil. Seguramente tendremos otras oportunidades para imaginar cosas lindas y grandes que se merecen Misiones y la Argentina”, culminó el Gobernador.

Situación grave
“La situación es grave, hemos recorrido poblaciones como El Soberbio, Alba Posse, San Javier y Colonia Aurora, donde identificamos cada una de las problemáticas de los habitantes”, destacó Capitanich.
Capitanich destacó, además, que se firmaron convenios con las áreas de Salud, Desarrollo Social, Instituto de la Vivienda y Agricultura de la provincia para asignar los recursos a la provisión de vacunas, construcción de viviendas, otorgamiento de planes asistenciales y subsidios para los productores.
“Esta crecida también tuvo su impacto en el comercio y en el sector productivo de la provincia, de acuerdo a lo que pudimos conversar con los distintas comisiones de emergencia municipales”, destacó Capitanich.
Capitanich detalló que los convenios firmados “tienen el objetivo de paliar y resolver en el menor plazo posible los inconvenientes causados por las inundaciones”.
En ese sentido, anticipó que a través de la Anses se transferirán 43 millones de pesos de distintos planes sociales, que irán en forma directa a los damnificados, como así también se enviaron 15.000 chapas para la reconstrucción de las viviendas dañadas.
“Esta es solamente la primera etapa de la asistencia, posteriormente habrá que gestionar la compra o expropiación de terrenos para poder construir viviendas nuevas a las casi 400 familias que perdieron sus casas en la localidad de El Soberbio, que es la más perjudicada”, explicó el jefe de gabinete.
En relación a la red vial y a los puentes “se implementará un sistema de asignación de recursos a través de las áreas que correspondan, no solo para reconstruir los caminos, sino también para la reactivación de los emprendimientos productivos y turísticos”.
En este sentido, apuntó que los propietarios perjudicados “recibirán subsidios en algunos casos y asistencia crediticia en otros”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE