Volvió a caer el empleo en negro en Posadas y es el más bajo del NEA

El empleo informal volvió a mostrar una fuerte caída en Posadas en el primer trimestre del año para ubicarse en su índice histórico más bajo, con 33,2, contra el 35,4 por ciento sobre el final del año pasado.
La tasa de empleo también tiene la tasa más alta de empleo, con 52,0, casi cinco puntos promedio por encima de toda la región NEA.
Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos, la tasa de empleo no registrado cayó en la capital misionera, mientras que en el resto del país se mantuvo estable.
La caída de la tasa negativa viene siendo una constante en los últimos meses.
A fines del año pasado, el empleo en negro había sido del 35,4 por ciento, con una disminución de casi siete puntos porcentuales respecto al 40,8 por ciento registrado en el primer trimestre del mismo año.
En el primer trimestre de 2011, el número de asalariados sin descuento jubilatorio fue del 34,1por ciento.
Al cierre del 2011, el índice de trabajo sin aportes jubilatorios llegó al 34,2 por ciento, contra el 33,7 por ciento de igual período del 2010.
El índice de trabajo en negro es menor en Posadas que en todas las demás capitales de la región NEA, que promedio el 35,1 por ciento. En Corrientes se registró un 33,8 por ciento, mientras que en Formosa se elevó a 37,9 por ciento y en Resistencia, Chaco, a 36.4 por ciento.

En los últimos años, el empleo en negro cayó paulatinamente
en Misiones

 

Si bien el empleo no registrado en la capital misionera sigue por encima de la media nacional, la diferencia se acortó de más de 10 puntos porcentuales en 2006, a solo un punto al primer trimestre de este año.
Los sectores que en la provincia registran los mayores indicadores de trabajo en negro son el rural, especialmente en la cosecha de yerba mate, y en menor medida, el comercial, donde además los comerciantes aseguran que hubo despidos por la “inflación” y una supuesta caída de ventas.

Estable en el país
La desocupación, en tanto, se mantiene en Misiones en 3,4 por ciento y la subocupación en 4,5 por ciento.
De la población ocupada, los asalariados alcanzan al 68,9 por ciento, mientras que los no asalariados, alcanzan a 31,1 por ciento.
En el país, el empleo “no registrado” se mantuvo al término del primer trimestre de este año en 32,8%, un porcentaje similar al que presentó en igual período de 2013, informó el INDEC.
Los más altos porcentajes de informalidad laboral se registraron en las regiones del Noreste, con una tasa promedio del 40,6 por ciento, mientras que el indicador menor fue para la región Patagónica, con un 20,1 por ciento.
Los más altos porcentajes de informalidad laboral se registraron en las regiones del Noreste, con una tasa promedio del 40,6 por ciento, mientras que el indicador menor fue para la región Patagónica, con un 20,1%.
En el Gran Buenos Aires la informalidad laboral llegó al 32,5 por ciento, mientras que en Cuyo llega al 35%, en el Noreste al 35,1%, y en la región pampeana al 31,6%.
El indicador muestra que en la Ciudad de Aires el promedio de trabajo en negro llega al 23,5% y en los partidos del Conurbano bonaerense al 35,5%.
El indicador sobre informalidad laboral en la provincia de Buenos Aires muestra que en la ciudad de Mar del Plata el promedio fue de 33,1, en Bahía Blanca del 24,9, en el Gran La Plata del 29,4, en los primeros tres meses del año.
En la medición por ciudades en la región de Cuyo, el Gran Mendoza registró un 32,3%, el Gran San Juan 41,6 y San Luis 33,2.
En la región Noreste, la ciudad de Corrientes registró una informalidad laboral del 33,8 por ciento, Formosa 37,9, Gran Resistencia 36,4 y Posadas 33,2.
En el Noroeste el porcentaje más alto correspondió al Gran Tucumán con un 45,3 por ciento, seguido de Salta, con un 44,2, Santiago del Estero con un 42, La Rioja 37,6 y Jujuy 24,8.

La persistencia en los niveles del “empleo informal” se dio a pesar de la baja en el índice de Desocupación que pasó al término del primer trimestre del año al 7,1 por ciento desde el 7,9 por ciento de enero-marzo de 2013.
Este mes, el gobierno nacional promulgó la Ley para la Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral, con el que se busca combatir el empleo en negro.
La iniciativa estableció los beneficios en torno a las contribuciones patronales para el caso de los empleadores que registren a su personal en relación de dependencia y también promueve una reforma al llamado pacto federal laboral por el que se actualizan los montos de las infracciones laborales.
La norma crea el Registro Público de Empleadores con sanciones laborales que incluirá a todas las empresas que no registren a sus trabajadores, que contraten a niños o adolescentes fuera de los límites legales y que incurran en trata de personas para el trabajo forzado.
La iniciativa también crea un Régimen Especial y Permanente de Contribuciones a la Seguridad Social para Microempresas de Menores Niveles de Productividad y Competitividad.
Ese régimen abarca a empresas que tienen hasta cinco trabajadores, que no son sociedades anónimas y tienen un cierto nivel de facturación anual.
Para ellas habrá una reducción en las contribuciones patronales de hasta un 50 por ciento de manera permanente y un límite en las cuotas que pueden cobrar las ART en ese sector.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE