Más de 3.000 autoevacuados en Chaco por la crecida del río Paraná

Una gran cantidad de familias chaqueñas decidieron autoevacuarse ante un aumento en el nivel del río y son asistidas por las autoridades En Corrientes, unas 15 familias fueron desplazadas de sus hogares. En Santa Fe creció menos, pero sigue la emergencia

 

En Chaco, Corrientes y Santa Fe se prevé que el nivel de crecida del río Paraná sea menor a la estimada a partir de la creciente del río Iguazú, por lo que la situación comienza a ser “controlada”. Sin embargo, en Chaco, más de 3.000 personas decidieron autoevacuarse y ya son asistidas. El gobernador interino chaqueño, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, recorrió la zona afectada y afirmó que “está garantizada la asistencia del gobierno provincial mientras dure la creciente, y una vez que pase el fenómeno vamos a iniciar la reconstrucción de lo afectado”.

La mayoría de las personas autoevacuadas pertenecen a la municipalidad de Puerto Vilelas, a donde 345 familias se movilizaron desde diversos lugares de la costa sobre el riacho Barranquerashasta el terraplén del cordón de defensa contra las inundaciones, la Escuela Primaria 417, el Centro Integrador Comunitario, entre otros predios.
En la zona de Antequeras hay 31 familias a la vera la ruta que lleva a la ciudad de Resistencia, adonde debieron trasladarse por el avance el río, mientras que en la isla de ese nombre son 53 las familias que decidieron quedarse allí, todavía sin ser afectadas, en las partes más altas del lugar.
En la ciudad de Corrientes ya suman más de 15 las familias evacuadas por la creciente del Paraná. Los equipos municipales trabajan en la contención a las familias afectadas, que fueron reubicadas en los centros de evacuación.
Las evacuaciones se produjeron en los barrios La Tosquera, Quinta Ferré, y Santa Marta. El Intendente, Fabián Ríos, informó que “la última información del INA (Instituto Nacional del Agua)mejoró la perspectiva, el pico se espera para el día lunes y estará en los 7.70 metros, por debajo de los 8 metros previstos originalmente; ojalá que esta proyección en caída se mantenga, así las familias tienen menos inconvenientes”.
En Corrientes el pico llegará a las localidades de Itatí y Paso de la Patria con niveles menores a los previstos y, debido a las acciones preventivas de los municipios, la situación está “controlada”. El intendente de Itatí, Roger Terán, destacó que se realizó una tarea de “evacuación preventiva” de 45 familias por los niveles del río. Entre las tres localidades correntinas son 112 las familas que fueron alejadas de sus hogares por las acciones realizadas por los estados municipales.
En tanto, la crecida del río Paraná podría no alcanzar alturas superiores a los seis metros frente a la costa de la ciudad de Santa Fe. “Esta nueva proyección cambia el impacto que puede tener la crecida en las zonas vulnerables”, sostuvo el ministro de la Producción de la provincia, Carlos Fascendini, y destacó que se mantiene “el plan de la construcción de módulos para los evacuados”.
El diputado nacional correntino por el radicalismo, Gustavo Valdés, presentó un proyecto de ley para que se declare zona de desastre a las provincias afectadas por la creciente del río Paraná. Sería por el término de 180 días prorrogables por el Poder Ejecutivo Nacional.
Asimismo requirió que la administración Central disponga una asignación especial de 500 millones de pesos destinada a brindar asistencia material inmediata a la población de las provincias de Corrientes, Misiones, Entre Ríos y Santa Fe.
Fuente: Infobae


Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE