Guaraní le ganó 1 a 0 a Juventud Unida y está en el Nacional B

Con gol de Albarracín, Guaraní Antonio Franco le ganó 1 a 0 a Juventud Unida de San Luis el partido revancha de la final del Argentino A, por el ascenso al Nacional B. El tanto fue a los 39 minutos del primer tiempo. La “franja” triunfó y le alcanzó ya que tenía ventaja deportiva sobre el conjunto puntano que lo había derrotado en la primera confrontación por 2 a 1. Se sumó a Crucero del Norte, y ahora Misiones tiene dos representantes en la segunda categoría del fútbol argentino

El sueño tan anhelado por Guaraní Antonio Franco se hizo realidad en la tarde noche de ayer para que el fútbol misionero siga en los primeros planos nacionales. La Franja derrotó 1 a 0 a Juventud Unida Universitario de San Luis con tanto del experimentado Tobías Albarracín y desató el festejo de Villa Sarita.
El equipo del Chaucha Bianco debía ganar sin importar los goles para llegar a la segunda categoría a la B Nacional y no defraudó. A los 38 minutos del primer tiempo, el capitán Tobías Albarracín pescó un rebote tras un tiro de esquina y definió de gran manera para abrir el marcador.
El primer tiempo había sido parejo con Juventud manejando bien la pelota por momentos pero con un Guaraní que salió decidido a llevarse por delante a su rival.
Sin lugar en las tribunas por la enorme cantidad de gente que acompañó al equipo, Villa Sarita vivió una verdadera fiesta, que el club más popular de la tierra colorada esperaba desde hace 30 años.
El complemento mostró a un elenco visitante mucho mejor y con decisión de torcer la historia. Fallos arbitrales de Carlos Córdoba y el propio retrazo de los futbolistas franjeados, hicieron que los nervios ganaran terreno. Pero la clave estaba en defender la ventaja de un gol que alcanzaba para dar la vuelta y quedarse con el segundo ascenso a la B Nacional, detrás de Ramón Santamarina que había ganado el Nonagonal final.
Los minutos iban pasando y el local incluso pudo liquidarlo de contra pero el marcador no se movió. Fue 1 a 0 y el preciso momento en que el hombre de negro hizo sonar su silbato para marcar el final, dio inicio a una noche soñada.
Guaraní está entre los 22 equipos de la segunda categoría que van a jugar por diez ascensos a Primera División, en un torneo histórico. Crucero también lo está y Misiones tiene el privilegio de tener a dos representantes entre los grandes del fútbol de ascenso.
Las lágrimas de los jugadores, del propio Bianco, de los hinchas, no disimulaban la inmensa alegría que se vivía en el estadio Clemente Argentino Fernández.
Ahora no queda más sufrimiento, ni sueños truncos por cumplir más que defender los colores de este equipo en una categoría superior, en el conjunto que hizo historia y marca a la clara el enorme crecimiento que ha tenido la provincia en este deporte tan popular y lleno de pasión.
Los festeja Misiones, lo vive Guaraní y lo sienten miles de misioneros. La B Nacional es una realidad.

Luego del partido, los protagonistas de la hazaña de Guaraní se hicieron eco de los festejos de la gente y mostraron su emoción por semejante logro. Uno de los más ovacionados y de los mejores del equipo a lo largo de la temporada, fue Elian Kopp, uno de los tres misioneros que juega en el elenco franjeado.
“Es una alegría enorme, esperábamos este momento desde que comenzó la temporada y por suerte lo pudimos cumplir. Impresionante el cariño de la gente que nos acompañó en todo el torneo y hoy tienen su merecido premio”, dijo el lateral izquierdo.

Por su parte, el autor del gol, Tobías Albarracín en medio de una profunda emoción indicó que “gracias a Dios conseguimos esto que tanto queríamos, no podemos pedir más porque soñamos con este momento desde que se armó este grupo y hoy lo hicimos realidad”.

Respecto a si continuará en el club, el riojano dejó en claro que “la prioridad siempre la va a tener este club que tanto quiero. Siempre lo dije, me hicieron sentir como en mi casa desde que llegué la primera vez y ahora más que nunca quiero defender estos colores en una categoría tan grande como la B Nacional”.

Otro de los puntos altos a lo largo de la temporada, fue Alan Vester. El central alternó titularidad y suplencia pero en los partidos finales siempre estuvo. Al término del partido dijo que “es algo extraordinario lo que hicimos para devolverle tanto cariño a la gente. Sabíamos que no se nos podía escapar. Este grupo tuvo mucha unión y nunca bajó los brazos en momentos difíciles. Tengo ganas de quedarme y jugar la B Nacional con este equipo”, agregó.

Por su parte, Germán Noce que consiguió el sexto ascenso en su carrera, habló y consideró que “estos momentos hay que disfrutarlos porque cuando tocan las malas se sufre mucho. Esto lo tenemos merecido porque a lo largo de tantos meses luchamos contra todo y todos para que hoy se viviera esta alegría”.

El platense que ya está cerca del retiro, dijo además que “las adversidades siempre te hacen más fuerte. La gente no sabe cosas por las que el grupo ha pasado y está bien que así sea. El grupo puso por delante el hambre de gloria, las ganas de triunfar y sobreponerse por delante del dinero y hoy eso quedó demostrado”.

Por último, el capitán del barco tan lleno de gloria, José María Bianco, hombre conocedor del ascenso como pocos, dijo que “es lo más importante que me tocó vivir en mi carrera. Es difícil conducir un grupo de tan buenos jugadores que son titulares en cualquier equipo. A los que le tocó jugar apoyaron como nunca a los que no y eso fue una de las claves”.

A esto agregó que “yo vi como la gente trabajó durante toda la semana y el hambre de gloria que tenían los muchachos. Solo teníamos que ganar y sabíamos que era complicado que se nos escape este ascenso”.

Por último expresó que “de mi parte no hay ningún problema y tengo muchas ganas de dirigir a este equipo en la B Nacional. Ahora vamos a disfrutar y después analizaremos lo que se vendrá que es algo hermoso para este club”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE