Rovira

Rovira propone reconocer el valor económico del agua con una cuenta especial en el presupuesto provincial

Rovira destacó el impacto que tendrá esta normativa en la economía de nuestra provincia “porque vamos a poner cuantía al recurso, principalmente en la generación de energía; contemplando también el uso industrial. Es un bien nuestro y es un bien escaso”, señaló.

“Esto significará el primer reconocimiento institucional de este recurso que los misioneros lo estamos sintiendo como potencial para satisfacer nuestras necesidades”, argumentó.

“El pueblo tiene que saber cuántas escuelas se pueden construir con ese dinero no disponible; cuántos enfermeros, médicos y remedios puede significar para los hospitales; cuánta luz eléctrica, y cuántos problemas podemos resolver si echamos mano con inteligencia en algo que es nuestro”, aseguró.

 

Antes de hacer esta digresión, el diputado desarrolló un extenso análisis del tema y sobre la necesidad del debate en relación al aprovechamiento del agua y los usos posibles para el crecimiento de nuestra provincia.

Ubicó a Misiones en el contexto mundial en relación a la construcción de represas hidroeléctricas, y recordó que sólo Brasil tiene hoy cerca de 300. En ese sentido llamó a no demonizarlas, producto de la comparación y la historia reciente con Yacyretá.

 

“La Renovación ha sido impulsora de la solución final de Yacyretá, y hoy por hoy se han corregido todos los efectos de un proceso, que no tiene nada que ver con la categoría de aprovechamiento mucho más útil, y mucho más afín al crecimiento sostenible de una comunidad que es el aprovechamiento hidroeléctrico”, explicó.

 

“Los misioneros estamos dando muestra al país no solo de que somos capaces, sino de que hemos revertido esa ecuación perversa. Los que desconocen los procesos íntimos involucrados a un aprovechamiento hidroeléctrico, pueden hablar ligeramente y decir que fue inconveniente. Si lo fue, es porque estaba mal hecha”, agregó.

 

Rovira aseguró que “el principal recurso de los misioneros es el agua, que hoy solo nos sirve primariamente para abastecernos de agua potable; eso, en este estado del mundo, es un aprovechamiento prácticamente infinitesimal, inexistente”.

 

Destacó que a nivel internacional, el agua es reconocida como un recurso fundamental, “no solamente para saciar la sed, sino para todo tipo de necesidades humanas, principalmente las derivadas del sector energético del desarrollo, del transporte y de todo lo demás”.

 

“Me resisto a creer que los misioneros desconozcan lo que puede significar el agua para el progreso, para el desarrollo familiar, individual pero básicamente colectivo en una provincia”, dijo.

 

En relación al debate que oportunamente se dará sobre la construcción de una nueva represa en Misiones, reflexionó que “la historia se encargará de condenar a quienes no han indicado con claridad, con exposiciones sólidas y fundamentos científicos, por qué hemos perdido mucho tiempo en posibilitar la satisfacción de nuestras propias necesidades con nuestros recursos”.

 

En ese sentido, repudió “la irrupción del fundamentalismo ecológico, que no ha dado ninguna respuesta, sino confusiones y que busca solamente sumar voluntades en el campo político; ahora las mayores o menores posibilidades que tiene una sociedad organizada y respetuosa, es hacer frente a sus problemas guiados por la ciencia, que viene a ser el verdadero juez para determinar si tal argumentación es conveniente, o si tiene asidero científico”, concluyó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE