“Viudas Negras” en la mira por la muerte de un abuelo

Falleció ayer en Posadas Catalino C. (72). Había sido encontrado desvanecido el pasado 31 de mayo en su casa. La noche anterior había compartido tragos con dos mujeres.

Luego de estar trece días internado en un sanatorio, murió ayer Catalino C. (72). Es el mismo jubilado al que habían encontrado desvanecido en su casa el pasado 31 de mayo. La noche anterior había compartido unos tragos con al menos dos mujeres que están siendo buscadas por la Policía. La autopsia demostró que el cuerpo tiene hematomas y que dejó de existir por hemorragia cerebral.En la mañana del 31 de mayo, familiares no pudieron despertar al septuagenario quien fue encontrado en el interior de su domicilio, situado en Blas Parera al 2.500. En medio del susto y la desesperación, Catalino fue derivado al sanatorio de la avenida Mitre.En un escenario que reúne todas las características de un robo seguido de muerte, la división Homicidios de la Policía junto a la secretaría de Delitos Complejos del Poder Judicial llevan adelante la investigación del caso que conmociona a Posadas. Interviene el juzgado de Instrucción Nº 2, que en las próximas horas resolvería las primeras medidas, que incluirá allanamientos y detenciones.

La autopsia

El cuerpo fue examinado al cerrar la jornada de ayer y los forenses hallaron hematomas de diferentes grados. Se comprobó que el jubilado falleció a las 7 de la mañana, producto de una hemorragia cerebral.Los signos de violencia no habrían sido detectadas por sus familiares y por ello en todo momento, incluso hasta ahora, se especula con una somnífero letal.Acaso su organismo no soportó la mezcla de un potente somnífero con el alcohol. El índice de muertes por consumo, aún de la peor manera, de hipnóticos no es el más alto. Esta es la segunda hipótesis.

Denuncia e Investigación

La denuncia por el estado del jubilado fue radicada en la seccional Tercera y desde entonces se comenzaron a unir las secuencias de los últimos momentos de la víctima, quien días antes había frecuentado a muchas personas.Una de las versiones que trascendió es que el 30 de mayo a la noche el hombre de 72 años había invitado a su casa a varios amigos con los que compartió un agasajo, acompañado de un gran asado.Aunque los investigadores también tienen en cuenta la teoría de que esa noche convocó a varias personas, a las que conocía circunstancialmente, y entre ellas había dos mujeres jóvenes con los que terminó a solas en su inmueble.Mientras Catalino era ingresado al sanatorio, policías y sus allegados notaron la ausencia de algunas de sus pertenencias tales como un arma de fuego y tarjetas de créditos entre otras.Creen que en el vaso del septuagenario disolvieron un potente somnífero, este se durmió y en esas circunstancias aprovecharon para robarle.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE