Escándalo en boliche de Posadas: habla una de las chicas del desnudo

Enla noche del viernes en el local Wish ubicado sobre calle Rivadavia entre Sarmiento y Santa Fe dos jóvenes bailaron sobre una tarima y terminaron semidesnudas. Fue fotografiado por los asistentes del lugar y ampliamente difundido a través de las redes sociales, a tal punto que incluso se develó el nombre de una de las jóvenes. Además de su perfil personal, tiene una página en Facebook, donde está subida la foto que generó la polémica. 

La joven Rocio Villa en diálogo con este medio admitió que unos amigos que estaban con ella en Wish el viernes “me pagaron para hacer un show en el caño”. Afirmó que cobró 600 por subirse a la tarima y hacer un show striper durante 4 ó 5 minutos.

Ella explicó que la otra joven, a quien que no conoce, ya se había subido a bailar antes, y al iniciar su show, se sumo al baile. Indicó que ahí es cuando la otra se desnudó. Luego uno de los espectadores le bajó el jean, lo que motivó que se baje inmediatamente.

Villa explicó que ella habitualmente trabaja haciendo shows de striper en los boliches posadeños, como en fiestas particulares, como ser despedidas de soltero. Indicó que por un mini show cobra 600 pesos y por media hora la tarifa es de 1500 pesos. Explicó que esa noche el show salió de improviso, que ella fue al local solo a bailar. 

Una fuente del boliche confirmó que efectivamente se produjo esa situación y aclaró que no fue promovida ni incitada por el personal de Wish. Según la misma persona, ambas mujeres se subieron voluntariamente al lugar y comenzaron a bailar ante quienes las alentaban. Posteriormente comenzaron a desvestirse, momento en el cual fue tomada la fotografía. Confirmó también que decidieron retirar el caño que utilizaron las jóvenes para realizar su provocativa presentación, lo que ocurrió en la tarde de hoy.

El secretario de gobierno de la comuna posadeña Pablo Hassan explicó que “la figura se podría encuadrar en el artículo 54 de la Ley 2.800, que es el Código de Faltas. Esa norma prevé sanciones por atentar al pudor en un espectáculo público y por situaciones de desnudez voluntaria en un espacio público. Pero no es de competencia municipal. En el caso que un inspector nuestro lo detecte no puede actuar, sino denunciarlo ante la autoridad provincial”, explicó el funcionario.

Hassan remarcó que la Municipalidad no tiene competencia en este tipo de hechos, y solamente en la aplicación y cumplimiento del Código de Nocturnidad y en el control y exigencia de las medidas de seguridad del lugar.

Por su lado Pablo Otero, director de Control Comunal del municipio de Posadas relató que “nuestros inspectores estuvieron en el lugar a las 2 y a las 5 de la mañana, pero durante su presencia no se registró el hecho que ahora se hizo público”.

Agregó que “para este caso no tenemos una norma que aplicar, ya que excede nuestra competencia”. Dijo que tampoco encuadra en el incumplimiento de la ordenanza que combate el proxenetismo y la prostitución, ya que no hubo un servicio de ofrecimiento de sexo a cambio de dinero, ni de manera directa ni por parte de terceros. 

 

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE