Crimen del carpintero: liberan al herrero tras el confuso relato del testigo

Solo genera confusión, y hasta sospechas, en los investigadores el relato de Enrique Gauna (18) quien a pesar de recibir un balazo sobrevivió al ataque en el que muriera asesinado su patrón, el carpintero Juan Carlos Marín (54) el pasado 10 de abril, en Posadas. El testigo cambió su versión, dijo que en realidad nunca vio al herrero que culpó minutos después del crimen y al no reconocerlo en la rueda de ayer, el sospechoso fue liberado. Gauna se mostró muy contradictorio y creen que oculta detalles del crimen. Acaso está involucrado en la muerte de su jefe? 

 

Diez días después del ataque a tiros en el departamento de la calle 121 y avenida López y Planes, en el que fue asesinado su patrón, Enrique Gauna (18) se presentó ante el juzgado de Instrucción Nº 1, con la cabeza totalmente vendada por la intervención de extracción de bala a la que fue sometido. El joven había sobrevivido de milagro y es el único que vio al tirador.

Las expectativas de los investigadores se cayeron ayer, a partir de las contradicciones del joven testigo. Gauna ahora manifestó que nunca vio al herrero, quien tras la rueda de reconocimiento fue liberado. Aquella noche, el empleado había manifestado que el entonces sospechoso había ido horas antes hasta el taller de Marín y que era el mismo que luego lo ultimó. Llamativamente ahora afirmó no conocerlo.

Enrique Gauna dio una descripción del asesino, aunque le faltan precisiones. Creen que está ocultando otros detalles y no se descarta que pueda ser calificado de sospechoso. Más aún después de que los colombianos apuntados en su momento quedaran descartados.

El crimen

El pasado miércoles 10 de abril alrededor de las 22, un sujeto armado ingresó al departamento situado en la zona oeste de Posadas, y sin mediar palabras disparó en la cabeza a Juan Carlos Marín, quien se desplomó sobre su computadora.

Segundos después el empleado del asesinado cuando subía por la escalera para ver qué pasaba, también recibió un tiro en la cabeza. El herido es Enrique Gauna, quien estuvo cara a cara supuestamente con el tirador, pero ahora llamativamente no lo sabe describir.

El joven aún se recupera del balazo que recibió, y se estima que la semana que viene deberá responder con mayor precisión ante los investigadores.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE