“Rendir cuentas beneficia la gestión y redunda en confiabilidad hacia las organizaciones”

Anabel Cruz fue una de las instructoras del curso de Grupo Solidario.

Anabel Cruz fue una de las instructoras del curso de Grupo Solidario.

La cofundadora de la Iniciativa Regional Rendir Cuentas de Uruguay, Anabel Cruz disertó y además interactuó con los asistentes el curso gratuito organizado por el Grupo Solidario, que se desarrolló hoy en el hotel Julio César, en Posadas, con la presencia de más de 70 asistentes representantes de organizaciones privadas y públicas. Dijo que “rendir cuentas beneficia la gestión y redunda en la mayor confiabilidad hacia las organizaciones, trae mayor legitimidad, entre otros beneficios, partiendo que no es una herramienta técnica exclusivamente sino un valor de la organización”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego dijo que se debe rendir cuentas a múltiples grupos, personas, audiencias, a la comunidad y a la sociedad en general, a quienes nos aportan recursos para nuestro trabajo, a quienes son beneficiarios del trabajo de la organización, “también se debe rendir cuentas internamente, porque las formas de buen gobierno y la buena gestión también tiene que ver”, remarcó.

 

 

 

Anabel Cruz fundó hace 26 años la Iniciativa Regional Rendir Cuentas, de la cual hoy es codirectora. Actualmente pertenece al Instituto de Comunicación y Desarrollo que funciona en Montevideo, Uruguay, y es una de las ong iniciadoras de Iniciativa Regional, que actúa en ocho países:  Ecuador, Colombia, Uruguay, República Dominicana, Perú, Chile, Nicaragua y Argentina.

 

 

 

En Iniciativa Regional trabajan desde hace tres años en distintas acciones para promover “esto que es una forma maravillosa de compartir además la necesidad y poner a disposición las herramientas para las organizaciones, son bienes públicos lo que hemos desarrollado y ojalá sirvan para el avance de las ong”, expresó Anabel , quien es ingeniera química pero no trabaja como tal, sino que hace 30 años que está en la tarea de fortalecimiento de la sociedad civil y la participación ciudadana.

 

 

 

Cruz expuso que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) tienen distintas razones para rendir cuentas, y van en primer lugar “desde una responsabilidad ética porque se manejan muchas veces fondos que son públicos, que salen del impuesto de las personas de la provincia, del país, o de un país donante en relación a la cooperación internacional, aunque esto último lamentablemente está abandonando Latinoamérica”.

 

 

 

 

 

Dificultades

 

La actividad de una organización que se dedica a la solidaridad no está exenta de dificultades, las mismas fueron expuestas por los grupos que participaron en la jornada.

 

Anabel Cruz resumió que hay dificultades que son contextuales, generales y culturales, “somos sociedades lamentablemente formadas en la cultura de la opacidad, el secretismo, no estamos acostumbrados institucionalmente a ser transparentes y rendir cuentas, esto es un primer obstáculo a superar, pero los cambios culturales demoran generaciones, pasar de una cultura de secretismo a una cultura de transparencia son pasos sucesivos, un camino largo a recorrer con capacitación, promoción, liderazgo por parte de ciertas organizaciones que promueven el tema, es muy importante la acción de las alianzas de las asociaciones provinciales o nacionales que como grupo adopten esto, no hay nada mejor para mejorar que la evaluación de nuestros propios pares”, señaló.

 

 

 

Otros tipos de obstáculos según expresó, son los que hacen a “un marco legal engorroso, a relaciones de poder, hay muchas organizaciones que son muy pequeñas, débiles y quieren rendir cuentas y que muchas veces no encuentra cuál es la forma y el mecanismo, y tal vez haya que empezar despacito y muy gradualmente, y entender que no todas las organizaciones pueden ser tratadas de la misma manera”.

 

 

 

 

 

Luego explicó que las organizaciones sociales son sin fines de lucro, que pueden tener personal rentado, “algunas de las que están acá me constan tiene una o dos personas a las que le pagan, después tienen 35 ó 40 voluntarios aunque el fin de la organización no es el lucro, si brinda un servicio no es por el lucro que lo hará, si a su vez recibe un pago por ese servicio, sea del Estado o de una organización que haga un informe, una consultoría o que brinde un servicio a determinadas personas en situación de vulnerabilidad, lo que cobre o reciba por ese servicio no es tema de lucro porque lo va a reinvertir en el funcionamiento de la propia organización en mejorar su servicio, y en general no va a pagar personal porque muchos son voluntarios, sino utilizará para mejorar su propia gestión”.

 

Otra de las expositoras en la jornada fue Leticia Ramos. Estuvo presente además el presidente de Grupo Solidario, Alejandro Gallandat. 

El curso fue gratuito “Transparencia y Rendición de Cuentas para Organizaciones Públicas y Privadas de la Provincia de Misiones”, organizado por Grupo Solidario y la Iniciativa Regional Rendir Cuentas. 

 

 

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE