Finalizó curso de genética forense que capacitó a más de 50 personas de distintos países

El curso abarcó prácticas en los laboratorios de la UNaM en el Campus.

El curso abarcó prácticas en los laboratorios de la UNaM en el Campus.

Durante tres jornadas -del lunes al miércoles últimos- se realizó en Posadas el tercer curso internacional de genética forense, con clases teóricas a cargo de destacados especialistas internacionales, nacionales y provinciales, que se llevaron a cabo en la fundación Cardiovascular Misiones, y las prácticas de laboratorio en el Campus de la UNaM. El curso “Desde la toma de muestra a la confección del informe” fue organizado por el Centro de Estudios Biomoleculares y Genética Forense, la fundación Biogencel Misiones y la fundación Cardiovascular de Misiones. En el curso que contó con poco más de 50 asistentes venidos de Paraguay, Venezuela, Chile, Perú y de provincias argentinas, se capacitó para la identificación de personas, en extracciones de ADN de muestras de sangre, saliva, sangre líquida y sangre seca.

La presidenta de Biogencel,  Adriana Silvia Gotti explicó que la actividad que realizan se enmarca en una ciencia multidisciplinaria.

.

Precisó que se trata de un equipo de trabajo donde están el médico forense, el genetista, el bioquímico que toma la muestra para saber cómo se va a poder resolver el caso, “no es que alguien va y toma todas las muestras para poder resolver o sino tendríamos un montón de perfiles, hay que tener armado el caso, quién va a la escena del crimen, qué es lo que ve y tomar muestras y poder reconstruir casos de un crimen, además se debe saber qué tipos de muestras tomar, cómo empaquetarlas y cómo conservarlas hasta que se analiza en el laboratorio”.

 

En el curso que contó con poco más de 50 asistentes venidos de Paraguay, Venezuela, Chile, Perú y de provincias argentinas, se trabajó para la identificación de personas, en extracciones de ADN de muestras de sangre, saliva, sangre líquida y sangre seca.

 

“Hasta ahora no tuvimos problemas con restos óseos que son restos óseos jóvenes normalmente para estudio, no hemos tenido problema en amplificar los perfiles”, agregó la bioquímica.

 

Respecto a los procedimientos a nivel local, Gotti subrayó que “generalmente el único problema que hay acá cuando se tiene mucho tiempo el cadáver es un poquito ácido, es como que destruye el hueso un poco y es difícil en algunos casos, en nuestro laboratorio no hemos tenido problemas”.

 

 

En el curso se habló de avances de la genética forense, aunque la toma de muestra está standarizada, “la gente que va a tomar tiene que estar capacitada  acreditada, pertenecer a sociedades científicas, seguir ciertos protocolos como hemos mostrado acá, y saber cuando toma la muestras qué tipo de muestra toma, cómo lo hace, como la conserva y cómo la procesa”, indicó.

 

 

En los laboratorios de la UNaM, a los participantes se les enseñó la forma que hay que proceder en la toma de muestras y extracción de ADN en algunas de ellas,  trabajaron haciendo extracción de ADN de muestras biológicas.

 

La presidenta de Biogencel dijo que “nuestro laboratorio está acreditado y hacemos estudios de ADN para la Justicia, casos civiles, trabajo para todo el país y con toda latinoamérica asesorando a países vecinos. Hay muchos pedidos voluntarios y judiciales de paternidad”, agregó.

 

Finalmente Silvia Andrea Gotti evaluó que “este curso me pareció fantástico, por un lado vino gente de toda Latinoamérica, el cupo fue de 50 personas y no podía haber más por el tema del laboratorio, vinieron disertantes de Córdoba, el jefe de laboratorio de Antropología forense argentina, Carlos Vullos; el odontólogo forense Alan Stam de Formosa y prestigioso acá, un grupo de trabajo espectacular muy lindo y la respuesta de la gente aparte de agradecer a la fundación Cardiovascular de Misiones a través de un convenio con la fundación Biogencel y mi laboratorio nos cedió el lugar”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE