La Cámara de Comercio se reunió con el Colegio de Abogados por demandas laborales abusivas en Posadas

La Cámara de Comercio e Industria de Posadas citó a una reunión de comisión directiva al presidente del Colegio de Abogados de Misiones, Martín Ayala, ante la preocupación de varios propietarios de empresas y comercios que han sufrido el accionar malintencionado de algunos profesionales de la matrícula de abogados.

 

En la charla, Ayala admitió que hay colegas que hacen un uso abusivo de la ley para plantear demandas que ponen en riesgo la supervivencia de empresas locales. Y por ello acordaron investigar en conjunto la actitud de algunos letrados y posiblemente hacer públicos los casos más escandalosos.

 

El presidente del Colegio de Abogados, Martín Ayala, reconoció abusos por parte de colegas que inician demandas laborales exorbitantes, pero aseguró que no se trata de una cuestión extendida. Sorprendió a los empresarios reunidos en la Cámara de Comercio de Posadas al advertir los sindicatos deben formar a los trabajadores para que no se vulneren sus derechos laborales, pero también para evitar caer en la tentación de lo que le plantean los abogados que abusan de esos derechos.

 

 Ayala asistió al encuentro convocado por la Cámara de Comercio de Posadas que desde hace tiempo viene expresando una gran preocupación por la gran cantidad de demandas laborales con reclamos elevadísimos, que ponen en riesgo a empresas y las fuentes laborales de otros trabajadores. Los empresarios apuntan a una nueva raza de “cuervos”, abogados que se especializaron en presentar reclamos laborales en causas que van desde los cien a millones de pesos, con el objetivo de lograr un arreglo extrajudicial y aceptar pagos mucho menores, pero de los que se llevan una jugosa comisión. Como el inicio de las causas laborales no tiene costo, las demandas se acumulan en los cuatro juzgados laborales que hay en Posadas, donde sus jueces consienten medidas inusuales, como “embargos preventivos”.

 

Ayala relativizó el nacimiento de una nueva industria del juicio, como advirtieron preocupados los comerciantes, pero de todos modos, prometió un trabajo conjunto. “No creemos que sea una industria del juicio porque en verdad son casos excepcionales que por su anomalía, por su desproporción, por su carácter extorsivo y su exageración son los que se destacan. En general no existe una caída, un quiebre en el sistema de la ley de riesgo de trabajo que ha funcionado. En algunos casos excepcionales donde existen abusos de la jurisdicción, abusos del sistema, es decir que hay una finalidad desviada de lo que la ley quiere, se produce esta situación donde el empresario se ve sujeto a una demanda a veces extorsiva en caso de un accidente de trabajo”, indicó.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE