Economía con motor de madera

La forestoindustria continúa siendo el principal impulsor de las exportaciones misioneras, al punto de que más de la mitad de las divisas ingresadas el año pasado correspondieron a ese segmento. Dentro de ese complejo, celulosa y papel son los elementos de mayores ventas, 62 por ciento de lo exportado en 2011 correspondieron a esos ítems y el restante 38 por ciento a madera y sus manufacturas.

 

El sector vivió años de auge tras la caída de convertibilidad, pero fue uno de los primeros en sentir el impacto de la crisis internacional, especialmente en el segmento madera y manufacturas. Hasta 2006, Estados Unidos era por lejos el principal comprador de esos productos, pero las ventas al país del norte cayeron más de 50 por ciento (de 38 a 15 millones de dólares) desde 2007 hasta el año pasado.

 

En los últimos cinco años, Brasil se ubicó como el principal destino para las maderas misioneras, pero el cambio fue traumático para las empresas, dado que el vecino del Mercosur paga precios más bajos y compra productos de menor valor agregado que Estados Unidos.

 

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE