Misionera testigo del derrumbe del edificio en Buenos Aires relató su experiencia

La misionera Analía Brítez había ido a pasar el fin de semana a la capital del país y tuvo la mala fortuna de alojarse en un hotel cercano al edifico de diez pisos ubicado en Bartolomé Mitre al 1.232 que colapsó a raíz de una obra de excavación que se desarrollaba en un edificio aledaño.

 

En diálogo con Fm Nación, Brítez relató su experiencia y lo que se podía ver desde fuera del edificio:

“Primero se podía observar solo a 200 metros todo el equipo de socorro y el movimiento de bomberos que realizaban la evacuación, hubo que evacuar en 20 minutos y la gente no pudo llevarse nada, lo perdieron todo. Ya al segundo día se veía una grieta desde lejos, como si el edificio estuviera partiéndose en dos desde abajo hacia arriba”, narró.

Pero las consecuencias del derrumbe también tuvieron incidencia en los edificios cercanos. Hoy hay un cerco para el paso vehicular y peatonal, y la manzana del edificio colapsado seguía ayer con los servicios de agua, gas y luz interrumpidos.

Analía Brítez relató: “Nosotros no pudimos volver a ingresar al hotel, pero afortunadamente todos los pasajeros que estaban en el hotel donde nos alojábamos pudimos sacar nuestras cosas, pero de hoteles que estaban más cerca del edifico no pudieron hacerlo y muchos turistas que necesitaban retirar su documentación para poder viajar no pudieron hacerlo. A nosotros nos tocó estar dos días fuera del hotel por los temores por la vibración y no había luz ni agua”.

“Para nosotros fue un contratiempo pero las consecuencias más graves son para los vecinos del edifico y los vecinos de los edificios aledaños, aunque todavía no puede determinar qué incidencia tendría el derrumbe sobre ellos”, reflexionó finalmente. 

(FM Nacióm)

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE