Matrimonio gay: “La iglesia no cambiará en sus convicciones”

Lo aseguró el cura párroco de la Catedral de Posadas, Alberto Barros quien además consideró que “si alguien salió mal parado de la sesión, es la inteligencia”. Afirmó que la  iglesia no cambiará sus convicciones ya que “los matrimonios de personas del mismo sexo no van a ser válidos por que es un sacramento que implica la necesidad de un hombre y una mujer”.

 

 

 “La iglesia no cambiará en sus convicciones. Desde la experiencia de lo natural vamos a seguir creyendo que el matrimonio es una relación del varón y la mujer que hacen posible la riqueza de dos personas que se juntan para dar origen a la vida y educarla, entonces las convicciones humanas y cristianas de la iglesia seguirán siendo siempre las mismas”,dijo y agregó que “a pesar de que esta convicción es inmodificable por ser una doctrina permanente, humana y cristiana de la iglesia, esto no implica de ninguna manera  condenar, discriminar y dejar de valorar opciones diferentes que pueden tener de otras personas al decidir de su conciencia convivir siendo del mismo sexo”.

 

 En cuanto a lo jurídico, Barros recalcó que “el Estado tiene derecho a promulgar una ley cuidando las minorías, pero también lo tiene que hacer con la sensatez y la inteligencia propia de quien legisla. Realmente llama la atención, en algunos senadores, la poca argumentación para fundamentar un voto de un tema tan sensible y tan importante; si alguien salió mal parado de la sesión es la inteligencia, por que si bien hubo legisladores que argumentaron con mucha inteligencia y sensatez, también hubieron otros que han dejado muchísimo que desear a la hora de fundamentar su voto”, opinó.

 

 El párroco finalizó “cuando esta ley se promulgue y entre en vigencia se la respetará, pero los matrimonios de personas del mismo sexo en la iglesia no van a ser válidos por que el matrimonio entendido como un sacramento implica la necesidad de un hombre y una mujer”.(Radio Libertad)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE