Trasladaron a tres yaguaretés al Parque Ecológico El Puma

Ayer lunes se llevó a cabo el operativo de traslado de los yaguaretés de Montecarlo hasta el Parque Ecológico El Puma, de Candelaria.

Tras el fatal accidente producido en febrero en “Yaguaretania”, Montecarlo, que le costara la vida a Horst Waidelich, el ganadero de Montecarlo que junto a su hermano Sieger mantenían cautivos a cinco Yaguaretés en su chacra, el Ministerio de Ecología de la Provincia de Misiones trasladó ayer a tres de los felinos, que tienen entre 13 y 15 años de edad, a su nuevo hábitat de cautiverio construido en el parque ecológico “El Puma”, de Candelaria.

El procedimiento se prolongó desde las 12:30 hasta las 16, cuando los especialistas “durmieron” estos tres ejemplares de más de 70 kilos para realizar la revisión sanitaria adecuada y proceder a una inspección de rutina sobre las condiciones físicas de los animales.

Miguel Rinas, director del Parque Ecológico “El Puma” y en representación del ministerio de Ecología encabezó el operativo de traslado acompañado por veterinarios, biólogos y ambientalistas. También se contó con la colaboración de expertos de la organización de Douglas Tomkins, The Conservation Land Trust.

El traslado de Ecología fue acordado con los productores montecarlenses, quienes son aficionados en capturar estos felinos, pero luego del fatal accidente que le costara la vida a Horst Waidelich, decidieron modificar el destino de los mismos.

La historia comenzó en el año 1991, cuando fueron capturados dos cachorrones y mantenidos en cautiverio. Luego, ganaderos vecinos fueron informando a los Waidelich acerca de Yaguaretés que predaban su ganado, ellos decidieron que era mejor capturarlos vivos antes de que fuesen cazados y así lo hicieron.

Ecología les había otorgado un permiso para la tenencia, y los Waidelich se hicieron cargo de hasta siete ejemplares, aunque en la actualidad tenían cinco, ya que uno murió y una hembra fue trasladada al Parque El Puma, en Candelaria. En noviembre de 2006, a raíz de una convocatoria que hiciera Sieger Waidelich, se habló de su interés por mejorar los recintos y propiciar un manejo adecuado de esta población, existiendo incluso el interés en declarar reserva privada a toda su tierra.

Luego del accidente y sumado a esto una complicación actual del estado de salud de Sieger, se decidió trasladar a estos magníficos ejemplares al Parque El Puma.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE