El avistaje de aves en Misiones fue expuesto en un congreso nacional

En representación de la subsecretaría de Ecología de Misiones participaron de la “XII Reunión Argentina de Ornitología” -realizada la semana pasada en Neuquén- el guardaparque Carlos Maders y el guardafauna Federico Castia, quienes expusieron sobre el registro -después de 50 años- del bailarín castaño y la observación de las aves existentes en tres conjuntos jesuíticos en la Zona Sur de la provincia.

El encuentro contó con la participación de más de 565 científicos y observadores de aves, de distintos puntos del país.

El encuentro contó con la participación de más de 565 científicos y observadores de aves, de distintos puntos del país.

La semana pasada cerró la “XII Reunión Argentina de Ornitología” RAO), que se llevó a cabo durante cuatro días en la ciudad de San Martín de los Andes, en Neuquén. El encuentro es organizado por la Asociación Ornitológica del Plata, Conservación Patagónica y la Universidad Nacional del Comahue; donde se abordaron diversos temas relacionados a las aves registradas en Argentina y de todo el mundo, como así también se exponen e intercambian experiencias por la infinidad de tareas que vienen realizando en este sentido, tanto especialistas, organizaciones y Estado.

En representación de la Subsecretaría de Ecología de Misiones (MERNRyT), participaron de la reunión el guardaparque Carlos Maders (Jefe de Guardaparque del Parque Provincial Esmeralda, en la Reserva de Biosfera Yabotí) y el guardafauna Federico Castia.

Por un lado, Maders expuso sobre el registro -después de 50 años- del bailarín castaño (Piprites pileata), por medio de un trabajo donde se exponía la historia natural de la especie en Argentina y su reaparición en Misiones en 2006.

En tanto, Castia se refirió a la observación de las aves existentes en tres conjuntos jesuíticos en la Zona Sur de la provincia, en Santa Ana.

El guardaparque Maders explicó que su tarea consistió en “fundamentar el contenido del póster en una sala de exposiciones y defenderlo explicándole el trabajo a la gente que se acercaba y aprovechando esta circunstancia para charlar y difundir funciones y actividades del Ministerio de Ecología en Misiones”.

“Se destacó la visita al póster de naturalistas y escritores de renombre como Juan Carlos Chebes, Alejandro Giraudo, Andrés Bosso, etcétera, quienes resaltaron la importancia de éste trabajo y del rol del guardaparque involucrado en estas actividades”, agregó Maders.

Por otro lado, se promocionó la provincia de Misiones entregando folletería de las Áreas Protegidas, la Estación Biológica Marcio Ayres, las Ruinas Jesuíticas, los Saltos del Moconá y las Cataratas de Iguazú. Esta actividad se llevo a cabo en una sala destinada a muestra “arte y aves”, feria de intercambio de equipos, venta de libros y proyección de documentales; haciendo siempre referencia al turismo de naturaleza.

El guardaparque destacó la riqueza del encuentro, “en cuanto al intercambio de experiencias y conocimientos tanto con biólogos, naturalistas, escritores, gente del rubro turístico, y particularmente con guardaparques del Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas de Neuquén y Salta, con quienes pasé muchas horas dialogando cuestiones referidas al manejo de las recursos naturales provinciales, desde donde surge la inquietud de realizar intercambios de Guardaparques entre estas provincias, para fortalecer y capacitar los Sistemas Provinciales de Áreas Naturales Protegidas”, adelantó.

“El encuentro contó con la participación de más de 565 científicos y observadores de aves, provenientes de distintos puntos del país, y se destacó la presencia internacional con representantes de 10 países diferentes; quienes presentaron los últimos avances en la investigación ornitológica”, explicó Maders.

Durante el congreso, se llevaron a cabo diferentes modalidades de exposiciones: conferencias plenarias, simposios, sesiones orales, sesiones pósters, charlas y talleres, como así también salidas a campo para conocer las aves de la zona.

Finalmente, el acto de clausura de la RAO fue realizado por el presidente del Comité Organizador y Científico, Horacio Matarasso, contando también con la presencia del gobernador de Neuquén Jorge Sapag, lo que marcó la relevancia del evento.

Recuperación del Bailarín Castaño

Desde la Subsecretaría de Ecología participaron en el congreso nacional de aves con un póster que reflejaba la biología general y la historia natural del “bailarín castaño (Piprites pileata)”en Argentina. Se trata de una especie en peligro de extinción, es un pequeño pájaro de 12 centímetro. El macho tiene una corona negra y pico y patas bien amarillas.

El trabajo fue realizado por guardaparques de la Zona Centro (Claudio Maders y Gastón Di Santo), en forma conjunta con investigadores de Fundación Félix de Azara (Néstor Fariña, Alejandro Bodrati y Kristina Cockle).

Luego de 47 años sin noticias, esta especie en peligro de extinción, fue redescubierta en 2006 un predio que forma parte de la Reserva de la Biósfera Yabotí, una ex-propiedad del IPS ubicada en el departamento Guaraní, que ahora fue declarada como Parque Provincial “Caá Yarí”.

El bailarín castaño es una especie de pájaro en peligro de extinción a nivel mundial. Solamente vive en la selva del sur de Brasil y una sola vez se había encontrado en Misiones. En 1959 el naturalista W. H. Partridge lo encontró cerca de Tobuna (Departamento San Pedro).

Pero en abril de 2006 fue observada nuevamente por los guardaparques. Los primeros guardaparques de Caá Yarí, Claudio Maders y Gastón Di Santo, empezaron a trabajar en este lugar y pocos días después, durante una recorrida habitual por el área, redescubrieron al pájaro, al observar una pareja cantando en la copa de un laurel.

En Caá Yarí los guardaparques siguen observando a estos pájaros, muchas veces acompañando “bandadas mixtas” – grupos de varias especies de pájaros que recorren las copas de los árboles comiendo insectos.

En la actualidad, el Parque cuenta con una gran variedad de otras aves, mamíferos, y plantas en peligro de extinción. Maders ha encontrado allí el carayá pytá o mono aullador rojo y el águila crestuda real. También hay pino paraná o araucaria, y una tacuara no conocida para la Argentina.

Para Maders, “el descubrimiento del bailarín castaño demuestra la importancia de crear nuevos parques para proteger animales y plantas que quizás ni sabemos que existen”.

Para el guardaparque, “el redescubrimiento del Bailarín Castaño demuestra la importancia de proteger los grandes tractos de bosque Atlántico que aún quedan en Argentina, mediante la creación de nuevas reservas.

Originalmente, los bosques naturales con pino paraná cubrían, en Argentina, una superficie de 210. 000 hectáreas. Actualmente esta extensión se ha reducido a 2000 ha. La destrucción de este ambiente parece ser la principal amenaza que enfrenta la especie”.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE