Piden gabinetes psicopedagógicos en escuelas públicas

El diputado provincial Orlando Antonio Schuster (UCR)solicitó a través de un proyecto de Ley, que el Poder Ejecutivo Provincial por medio del Consejo General de Educación habilite un “Gabinete Psicopedagógico” en las escuelas públicas de todos los niveles, que estará integrado por un psicopedagogo, un maestro especial y un trabajador social. El Consejo General de educación proveerá la dotación de los cargos necesarios, a través de concurso público. Schuster en sus fundamentos explicó que “todos sabemos que la escuela es el lugar donde se aprenden los conocimientos sociales significativos, el saber elaborado de la sociedad. La escuela es la única institución donde se reúnen los niños de diferente origen social para que todos posean por igual el saber necesario para desarrollarse y recrear el saber social. En una sociedad democrática, la escuela tiene la función de actuar en forma metódica y organizada contra las desventajas socio-culturales, asumiendo una pedagogía del éxito para todos. Éxito que consiste en lograr aprendizajes que permitan al alumno el desarrollo de su personalidad y su participación activa en la vida social productiva.

La integración de alumnos y alumnas con necesidades especiales, exige una innovación educativa, una serie de avances en la atención en el ámbito educativo, desarrollando recursos para una atención individualizada, reconociendo que este alumnado tiene derecho a una educación de excelencia.

El legislador a su vez manifestó ” con el fin de hacer realidad la integración social de estas personas, se plantea la creación de este gabinete psicopedagógico. Este gabinete respondería con recursos especializados a las necesidades particulares y permitirá el desarrollo social de los mismos en un medio que resulte lo menos restrictivo posible.

Más asombro aún nos genera saber – En la actualidad, las aulas no están preparadas para contener a niños con diferentes capacidades. Aun cuando los docentes efectúen las adaptaciones curriculares, sin la guía de un gabinete psicopedagógico, la falta de entrenamiento y preparación para tales diferencias hace que su funcionamiento se vuelva inapropiada e inadecuada.

De dicho informe se desprende que las ventajas que proporciona este modelo de integración, con la incorporación de gabinetes psicopedagógicos en las escuelas permitirá la intervención individualizada adaptadas a las necesidades, facilitará la adaptación de la currícula, la utilización de metodologías y didácticas para tratar los problemas específicos, se podría aplicar ayudas y mediaciones entre el alumno y el docente a cargo del grado necesarias para desarrollar el aprendizaje.

La escuela debe ser ” para todos” y debe ser capaz de ofrecer una respuesta educativa a la diversidad de sujetos que la demandan; debe asumir que todo niño es la concreción de un conjunto de talentos y limitaciones cuya individualidad no es sola ni fundamentalmente cuantitativa sino cualitativa, donde se tienda a valorar las diferencias “potenciales” y no considerando al niño como un ser al que solo hay que “ayudar”, “asistir”, y “normalizar”.

El legislador agregó ” No nos olvidemos que este apoyo psicopedagógico es de vital importancia para evaluar las dificultades y trastornos de aprendizaje, problemas de conducta, fracaso escolar y que muchas veces se traduce en las familias con manifestaciones muy variadas que van desde la violencia a la deserción escolar, y que si tuvieran una buena contención escolar esta problemática se vería reducida.”

Schuster al finalizar dijo “consideramos útil que el Estado concrete la habilitación de un gabinete de estas características. Se trata de una cuestión que conjuga la importancia con la oportunidad, sobre todo en previsión de la discusión presupuestaria que debe darse respecto al sistema educativo público”.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE