Los bosques tendrán un valor cada vez mayor por los servicios ambientales que ofrecen

A nivel internacional las forestaciones se presentan como una fuente alternativa de mitigación del Cambio Climático. Los bosques, tanto nativos como implantados, proporcionan beneficios al entorno para el sostenimiento de la vida y el equilibrio biológico. Sanquetta sostuvo que “a nivel mundial existe una tendencia cada vez más fuerte de reconocer objetivamente los valores de los beneficios que prestan a la sociedad por medio de incentivos a los propietarios que realicen manejos sustentables de las plantaciones”. El investigador Carlos Roberto Sanquetta, docente de la Universidad Federal de Paraná (Curitiba, Brasil) en la cátedra de Ciencias Agrarias e Ingeniería Forestal -con maestría y doctorado en Manejo de Bosques Nativos y Ecología-, dialogó en exclusiva con ArgentinaForestal.com sobre la tendencia mundial de avanzar hacia un mayor reconocimiento económico por los servicios ambientales que ofrece el bosque.

El profesional participó de la Cumbre de la ONU de Cambio Climático que
se realizó en Kenya (África) en noviembre pasado, y detalló los principales temas acordados en el encuentro internacional en relación a las oportunidades que se presentan para el sector forestal en Servicios Ambientales y las alternativas para avanzar, en ese marco, en Proyectos de Mecanismos de Desarrollo Limpio, que establece el Protocolo de Kyoto.

Uno de los instrumentos más innovadores que pueden ser utilizados como incentivos para la adopción de prácticas de manejo sustentable es el de Pagos por Servicios Ambientales (PSA), a través del cual, quienes los proporcionan (propietarios, comunidades, etc.) deben recibir una compensación por los costos que les genera preservar los recursos naturales que sustentan dichos servicios. Pero este reconocimiento económico sobre el valor ambiental de los recursos naturales aún es incipiente.

Los servicios ambientales son vitales porque comprenden los beneficios que la naturaleza por sí misma proporciona al entorno para el sostenimiento de la vida y el equilibrio biológico. Los bosques, que no sólo son fuente de materias primas sino que proporcionan servicios ambientales que resultan vitales para el sostén de la vida en la tierra, enfrentan serias amenazas en cuanto a su conservación.

En la actualidad existan muy pocos lugares en el mundo que instrumentes incentivos para cuidar del ambiente o que los proyectos y programas se limiten el desarrollo rural o preservación de áreas naturales especialmente protegidas como parques.

En realidad, los servicios ambientales más remarcables son aquellos que brindan- fundamental, pero no exclusivamente- las áreas silvestres, (sean bosques, pantanos y humedales) y muy particularmente aquellas que en su conjunto conforman cuencas hidrográficas. Estos servicios son, entre otros, los siguientes:

a) Mitigación de las emisiones de gases con efecto invernadero, mediante la fijación, reducción y almacenamiento de carbono (CO2) y otros gases con efecto invernadero;

b) La liberación de oxígeno a la atmósfera.

c) Conservación de la biodiversidad, (preservación de flora y fauna) que es un servicio global sobre el cual se fundamenta la sobrevivencia de los recursos naturales mediante la protección de especies, para fines científicos y comerciales.

d) Protección de recursos hídricos, en términos de calidad, distribución en el tiempo y cantidad del tan vital elemento como es el agua dulce.

e) Belleza escénica (recurso turístico)

f) Regulación del clima

g) Mitigación de los impactos de desastres asociados con fenómenos naturales.

Al respecto, el ingeniero Sanquetta sostuvo que “a nivel mundial existe una tendencia cada vez más fuerte de reconocer objetivamente los valores de los Servicios Ambientales de los bosques nativos y también de cultivo. Todos los bosques producen servicios ambientales”, aclaró.

En el caso de los nativos, agregan aún más servicios por la biodiversidad de especies, “se pueden reconocer sitios que pueden ser utilizadas para alimento, hierbas medicinales, entre otros productos no maderables”.
Con respecto a los bosques cultivados -que en la actualidad se encuentra cuestionado por algunos sectores de la sociedad de Argentina y Uruguay- remarcó que “también cuentan con casi todos los servicios ambientales, son muy importantes. Permiten la fijación de carbono, protección de suelo, calidad de agua, y también se puede utilizar en forma parcial para abrigar fauna, a pesar de lo que se cree popularmente. Existen varias investigaciones que indican que las plantaciones de pino y eucaliptos pueden ser abrigos temporarios para la fauna. Por lo tanto, los servicios ambientales en las plantaciones forestales son muy importante, mucho más que en la agricultura o en otros tipos de ecosistemas antrópicos”, afirmó el especialista.

En este sentido, reflexionó sobre la importancia -a pesar de que tienen un antagonismo o contrariedad-, de que la sociedad reconozca los valores ambientales de la forestación, “no solo como generadora de madera para productos forestales sino por los servicios ambientales que ofrece”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE