Tras 17 años, guardaparques hallaron un lobo gargantilla

Fue localizado en la costa del río Iguazú, en jurisdicción del Parque Nacional. En Misiones está protegido por ley e integra la lista de animales en peligro de extinción en Argentina. Dos guardaparques que recorrían el río Iguazú, hallaron un lobo gargantilla (Pteronura brasiliensis), una nutria gigante que está en peligro de extinción en la Argentina y de la cual no se realizaban avistajes desde hace 17 años. La noticia la dieron a conocer los guardaparques Guillermo Teo y Omar Cañete, quienes encontraron el ejemplar el pasado 11 de septiembre, mientras patrullaban el Alto Iguazú, por la costa del Parque Nacional do Iguacú, frente a la Isla Venecia (Brasil). El lobo salió del agua, trepó a un tronco que se recostaba sobre el río y observó por algunos instantes a los guardaparques, que lo reconocieron por su distintiva mancha amarilla en la garganta, que lo diferencia del lobito de río, una nutria más común que habita en la región. Silvia Henonen, bióloga de Parques Nacionales, explicó que “el lobo gargantilla encuentra allí las condiciones ideales para sobrevivir gracias a la existencia de selva, de arroyos tributarios transparentes y en buena calidad, y las condiciones tranquilas del río Iguazú en todo su ancho”. Y agregó que el animal fue encontrado en el lugar donde se proyecta “la construcción de un acueducto de 40 kilómetros de largo que le restaría casi el 10 por ciento del caudal al río Iguazú para aumentar la capacidad de generación de electricidad de la represa de Urugua-í.

Ultima vez

Desde hace muchos años, el lobo gargantilla está en peligro de extinción en la Argentina. La última vez que se lo vio en la zona del Parque Nacional Iguazú fue en 1986, en el Alto Iguazú, más precisamente frente a la península de Andresito, en los limites del Parque Nacional. Lo avistaron Juan Carlos Chébez (autor del libro “Los que se van”), Guillermo Gil, Reynaldo Martínez y Mariano Chudy. Heinonen explicó que en el resto del país los datos de observaciones se remontan a principios de 1900, aunque fue hallado un cráneo bien conservado en el Iberá del que no se puede precisar la fecha. Desde entonces no se supo más de la especie, pese a que se realizaron varias expediciones para determinar su situación”. La especie se distribuía originalmente hasta el Paraná Medio, en la provincia de Santa Fe. Hacia el norte llegaba a las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones.

Características

El lobo gargantilla o lobo de río es la especie de nutria más grande del mundo. Se han encontrado ejemplares de hasta 2,20 metros de largo, de los cuales un metro correspondía a la cola. Su cuerpo está adaptado a la natación, pues tiene una cola plana y ancha y membranas interdigitales en las patas. Su pelaje resulta pardo oscuro en el dorso y de un blanco amarillento -que se extiende de manera irregular hasta la garganta- en el vientre (de allí su nombre). También suele llamárselo “lobo de río”, “nutria grande”, “ariraí” en guaraní y “enelquiagaé” en mocoví. Su nombre científico es “Pteronura brasili- ensis”. Es un mamífero carnívoro. El lobo gargantilla es un excelente pescador. Suele actuar solo, pero en la época de cría lo hace en pareja, con la que se dedican a pescar y pelean encarnizadamente por las presas obtenidas. También se alimenta de aves acuáticas, tortugas y pequeños mamíferos. Debido a que su piel es considerada de alto valor para la industria peletera, esta especie está casi extinguida en la zona argentina de su hábitat. Actualmente su comercio y exportación están totalmente prohibidos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE