Qué es un censo y para qué sirve

El censo nacional que se realiza cada diez años se encarga de relevar las principales características de las personas, hogares y viviendas del país con el fin de cuantificarlos y observarlos en un momento determinado. El relevamiento implica un conjunto de operaciones que consisten en recoger, recopilar, evaluar, analizar y publicar o divulgar de alguna forma características habitacionales de los hogares y datos demográficos, económicos y sociales relativos a todos los habitantes. Es un censo “de hecho”, o sea que es como una gran fotografía de la población tomada en el día en que se efectúa el relevamiento, que es el día de referencia. A través de ella podemos saber cuántos somos, qué tenemos y qué necesitamos. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), las características esenciales de la muestra son: – empadronamiento individual: supone que cada persona se enumera por separado en el contexto de su hogar y la vivienda que habita. – universalidad: se refiere al hecho que abarca todo el territorio nacional. – simultaneidad: significa que el momento del censo constituye una fecha o un período determinado de tiempo bien definidos. – periodicidad: remite al hecho que el censo se levanta a intervalos regulares, pues esto permite la comparación de datos en el nivel nacional e internacional; de acuerdo a los compromisos asumidos internacionalmente, Argentina debe realizar los censos cada 10 años. Luego de que se procesan los datos obtenidos, la muestra sirve para: – Formulación, ejecución y evaluación de políticas sociales y para la asignación de las partidas presupuestarias que recibirá cada provincia. – Establecimiento del número de representantes ante las legislaturas nacional, provincial y municipal. – Satisfacción de las necesidades de información, actores sociales y entidades representativas. – Investigación científica en el área de las ciencias sociales y comparación de datos en el nivel nacional e internacional. Para que un censo sea de utilidad debe: – Contar a la población exhaustivamente. – Proporcionar información estadística que caracterice a la población y a las viviendas mostrando su distribución espacial. – Proporcionar información a niveles geográficos pequeños. – Permitir la construcción de marcos de muestreo. – Generar la base cartográfica para referenciar la información. – Permitir la comparabilidad tanto nacional como internacional.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE